Terremoto en Nepal

El dramático relato de un sobreviviente argentino del terremoto en Nepal

Se llama Nicolás Casullo y se encontraba allí por una convención internacional de tatuadores. "Fueron quince segundos, pero parecieron quince años", expresó, en diálogo con TN

sábado 25 de abril de 2015 - 5:42 pm

Nicolás Cassulo es un argentino que por estas horas se encuentra en Katmandú, Nepal. Allí, acaba de atravesar una de las experiencias más extremas de su vida: sobrevivió al terromoto de 7,9 grados que se cobró la vida de más de 1500 personas. [pullquote position=”right”]El dramático relato de un sobreviviente argentino del terremoto en Nepal[/pullquote]

Este joven marplatense viajó a Katmandú a una convención internacional de tatuadores realizada el jueves y, cuando volvía al hostel con sus compañeros, se vio afectado por el devastador terremoto.

LEA MÁS  Tailandia: los chicos y el entrenador hablaron en público por primera vez

“De repente empezó a temblar todo. Nos fuimos al medio de la avenida y empezamos a ver cómo todos los edificios temblaban, se movían para todos lados y estábamos con miedo de que alguno se nos viniera encima”, dijo el joven, en diálogo con TN Internacional.

Y agregó: “Pasó el terremoto, pero llegaron las réplicas, que fueron bastantes. Veías a la Policía que no sabía bien qué hacer y las autoridades no están muy preparadas aquí en Katmandú. Es más: con los turistas que no hablamos nepalí tampoco podían comunicarse porque ellos no hablan inglés”.

LEA MÁS  Las autoridades descartaron al minisubmarino de Musk

El joven marplatense expresó de forma muy clara lo que sintió en ese momento. “Era increíble lo que sentías: el piso se iba como si estuvieras en una cama elástica, perdías el equilibrio, tratabas de mantenerte a los saltos, alejado de los edificios, saltando todo el tiempo, fueron quince segundos, pero parecieron quince años”, dijo, aún conmocionado, a través de una llamada por WhatsApp.

LEA MÁS  Tham Luang: cómo es la laberíntica cueva

Además, explicó: “Estamos en un hostel bastante moderno, antisísmico. Nos habían dicho que fuéramos a plazas o espacios verdes grandes, pero no podemos andar a la noche en la calle después de lo que ha pasado”.

“No pensamos que había sido de tal magnitud, no tenemos adónde ir, pero que todos se queden tranquilos, vamos a estar bien”, concluyó.

COMENTARIOS