Judiciales

“Las chicas quedaron traumadas”, dijo Dennis Burns, padre de las nenas restituidas a EE.UU.

El hombre afirmó que desea que la custodia sea compartida, pero que tienen que "pasar por ciertas etapas" con su ex esposa para que eso se concrete

viernes 24 de abril de 2015 - 8:57 am

El padre estadounidense de las dos nenas que vivían en la Argentina con su mamá, Ana Alianelli, y ahora le fueron restituidas por la Justicia, hasta el momento no había hablado con la prensa argentina, pero ahora rompió el silencio.
[pullquote position=”right”]”Las chicas quedaron traumadas”, dijo Dennis Burns, padre de las nenas restituidas a EE.UU.[/pullquote]

En una entrevista con el diario La Nación, Dennis Burns, reveló su versión de los hechos. En las últimas semanas sólo su ex mujer se había expresado en público acerca del drama familiar originado por la pelea de dos padres de distinta nacionalidad por la tenencia de sus hijas.

LEA MÁS  La Cámara confirmó el procesamiento del hijo del financista Ducler por extorsionar a los Eskenazi

“Las chicas quedaron traumadas después de lo que ocurrió en el aeropuerto. Se asustaron cuando les pusieron los micrófonos en la cara”, explicó Burns con respecto al momento en el que las niñas se fueron con él del país, ya que el mismo fue abordado por los medios.

El hombre afirmó que desea que la custodia sea compartida, pero que tienen que “pasar por ciertas etapas” con Alianelli para que eso se concrete.

“No es mi intención cortar la relación de las chicas con su familia en la Argentina. Si todo sale bien, consideraré algo en el futuro. Si tengo amenazas de muerte en la Argentina y el hermano de Ana me atacó en el aeroupuerto y me amenaza también, ¿cómo espera Ana que vaya? Esa es mi pregunta a Ana. Las chicas tendrían que ir conmigo. ¡Están haciendo las cosas imposibles allá! Ella quiere seguir la batalla legal. Yo terminé con esto”, confesó Burns.

LEA MÁS  Escalofriante: el mensaje en Facebook que recibió el fiscal que pidió perpetua para Nahir

Y frente a la pregunta de por qué se fue del aeropuerto en Houston en lugar de continuar hacia Aspen, tal como lo había acordado con su ex esposa, contestó: “Tuve que ir al hospital a revisarme porque el hermano de Ana me golpeó en el aeropuerto (Ezeiza). Los oficiales de inmigración en Houston dijeron que yo debía llevar a las chicas conmigo ya que eso es lo que dictaminó la jueza en Colorado cuando Ana no quiso volver en 2010”.

LEA MÁS  Nahir Galarza: "Fernando nunca fue mi novio, nos veíamos de madrugada para tener relaciones"

“Ella continúa mostrándose inflexible y cruel, insultándome en todos los medios de la Argentina, diciendo que soy un drogadicto, un jugador, que perdimos la casa por mi culpa. Yo nunca le pegué a Ana”, concluyó Burns.

COMENTARIOS