Economía

¿Por qué Kicillof no quiere medir la pobreza en la Argentina? Estas son las razones

Se trata de una herramienta muy importante porque permite captar a través del tiempo el impacto directo de determinados sucesos económicos sobre los hogares menos favorecidos. Pero la cifra no se calcula desde 2013

viernes 24 de abril de 2015 - 6:26 am

La pobreza es una medición muy relevante de cada país, puesto que es el principal indicador que se utiliza en las medidas políticas destinadas a los sectores más vulnerables. Pero la cifra dejó de calcularse por parte del INDEC en el segundo semestre de 2013 y no hay intención de volver a hacerlo.
[pullquote position=”right”]¿Por qué Kicillof no quiere medir la pobreza en la Argentina? Estas son las razones[/pullquote]

De acuerdo a lo publicado por la revista Noticias, a partir del 2007, el INDEC comenzó a subvaluar sistemáticamente el valor real de la Canasta Básica Total (CBT) y la Canasta Básica Alimentaria (CBA), por eso, en cuanto a su conclusión de principios del 2013, comunicó que la pobreza afectaba a menos del 5% de la población y que la indigencia estaba erradicada (según el INDEC, una persona podía comer entonces con 6 pesos diarios).

LEA MÁS  Marcos Peña reconoce que "por la crisis cambiaria se vienen meses recesivos"

Se trata de una herramienta muy importante, asimismo, porque permite captar a través del tiempo el impacto directo de determinados sucesos económicos sobre los hogares menos favorecidos. Por ejemplo, para preguntarnos cómo impactó la devaluación y posterior aceleración inflacionaria sobre estas familias en el primer semestre de 2014.

Pese a que el concepto fue desechado, el medio citado asegura que la pobreza aumentó significativamente en el 2014, en base a los relevamientos de precios del IPC Ecolatina, para valorizar correctamente la CBT (que marca la línea de pobreza) y la CBA (que establece la de indigencia), y tomando como base los datos de ingresos por hogar que sale de la Encuesta Permanente de Hogares del INDEC, se conoció que en el segundo semestre del 2013, la pobreza tocó al 21% de la población.

Y también en base a mediciones privadas, se conoce que el año pasado, la pobreza afectó, en promedio, al 27% de la población (+ 5,7 puntos respecto al 2013) y la indigencia al 10%. El crecimiento es más que importante ya que implica que en el 2014 unas 2.200.000 personas cayeron en la pobreza y otro 1.200.000 en la indigencia.

LEA MÁS  A lo CFK, el Gobierno lanza un 0800 para denunciar aumento de precios

El aumento de la incidencia de la pobreza y la indigencia es lógico si tenemos en cuenta la contracción del ingreso real de las familias, la cual fue particularmente significativa en los sectores más vulnerables. Esta pérdida de poder de compra se debió a la inflación, y especialmente se detectó en cuanto a los alimentos.

COMENTARIOS