Salud

¿Qué es lo que suena cuando nos “tronamos” los dedos de las manos?

Un estudio realizado sobre radiografías magnéticas, publicado en la revista científica Plos One, reveló que lo que suena dentro de la mano es una cavidad llena de gas que "estalla" al momento de sonarse

viernes 17 de abril de 2015 - 1:56 pm

Algunos dicen que es bueno, y otros le prohíben a sus hijos hacerlo. La costumbre de “sonarse” o “tronarse” los dedos es uno de los temas que dividen a la comunidad científica, y ahora se puede determinar qué es lo que causa ese ruido cuando lo hacemos.

Gracias a diversos experimentos con resonancias magnéticas, un grupo de científicos dice haber identificado qué es lo que causa ese sonido en nuestras manos:  al parecer, es la creación de cavidades de gas en el líquido sinovial que tenemos entre los huesos. El crujido sucede en menos de 310 milisegundos.

LEA MÁS  Mitos y verdades en alimentación para bebés menores de un año

Además, detectaron que inmediatamente antes del crujido se crea dentro de nuestras manos un “flash blanco”, aparentemente causado por el roce del mencionado líquido.

“A mí me gusta bastante el sonido, pero esto ya es un tema personal”, explicó Greg Kawchuk, un profesor de medicina de rehabilitación en la Universidad de Alberta, en Canadá, que ha dirigido el estudio, publicado en la revista científica PLOS ONE.

LEA MÁS  Dermatitis atópica: la segunda enfermedad de la piel más diagnosticada

El primer estudio científico sobre la materia, de 1947,sugería que el sonido venía de la formación de cavidades de gas, pero en 1971 otro experimento rechazó esta teoría y argumentó que lo que generaba ese sonido eran pequeñas burbujas que estallaban dentro de nuestras manos.

Resultó que hace setenta años no estaban tan equivocados: con una cámara lenta sobre una resonancia magnética el equipo de investigadores confirmó que el sonido es causado por una cavidad que se forma rápidamente dentro de la articulación cuando se tira.

LEA MÁS  Qué tipo de yoga es el ideal para vos

En todos los casos, el agrietamiento y la separación de la articulación se asoció con la rápida creación de una cavidad llena de gas en el líquido sinovial, una sustancia natural que lubrica las articulaciones. “Es como la formación de un vacío”, concluyó Kawchuk.

COMENTARIOS