Mundo Insólito

¿Quien quiere ser millonario? Cinco maneras estúpidas de amasar una fortuna

Te contamos cinco de las historias más locas sobre los nuevos millonarios: ideas online y fuera, para las mascotas y para las personas, y las cosas que no vas a poder creer que alguien compre

jueves 16 de abril de 2015 - 1:35 pm

Todos quieren ser millonarios. Incluso los que ya lo son no descansan en la búsqueda para seguir agregando ceros a sus cuentas bancarias. Si bien algunas maneras incluyen el azar o una gran cantidad de talento, no todos podemos ganar la lotería, los concursos de televisión de preguntas y respuestas o volvernos superestrellas del mundo de la música o la actuación. Para todos los demás, lo que queda es tratar de concebir una idea millonaria.

Sabemos que no es sencillo, pero acá te presentamos cinco historias para que te inspires y puedas, vos también, comprarte ese jet que tanto querías.

El sexo vende

Si oíste hablar de Ashley Madison, sabes de lo que hablamos. La red social de los infieles (un servicio de citas vía web para los usuarios que tienen pareja o desean tener un encuentro con una persona que la tiene) genera más de 5 millones de dólares anuales. Curiosamente, el que se lleva ese dindero al bolsillo es un ex abogado felizmente casado.

LEA MÁS  Perdió una apuesta de casi 6000 euros por tres centímetros en el gol de Kroos

Simple, pero efectivo

Otro sitio en crecimiento es LaserMonks.com, una empresa fundada por monjes que factura casi 3 millones cada año. ¿A qué se dedica? A la venta de cartuchos para impresoras y otro material de oficina. Si, así de simple. Este sitio crece tan rápido que en sus tres primeros años completos de actividad multiplicó por más de mil sus ganancias. Entre sus numerosos clientes se cuentan particulares, parroquias e incluso entidades financieras de la talla de Morgan Stanley. Seguro que estos religiosos nunca pensaron volverse ricos con semejante idea.

LEA MÁS  El actor detrás de Jar Jar Binks consideró suicidarse por lo mucho que odiaban los fans de Star Wars

Casero siempre es mejor

Si, es cierto que pasamos una gran cantidad de tiempo tratando de ser alguien online, pero no todas las recetas para el éxito están en Internet. El joven escocés Fraser Doherty, por ejemplo, empezó preparando mermelada en la cocina de su casa, a sus 14 años, siguiendo la receta de su abuela. A los 16 dejó la escuela y se dedicó tiempo completo a su aventura empresarial. En la actualidad controla alrededor de un 10% del mercado de las mermeladas en Reino Unido y gana más de un millón de dólares cada doce meses. Benditas sean las recetas familiares.

El artículo menos pensado

LEA MÁS  ¿De verdad? ONG subasta una noche en la celda de Mandela

¿Sabías que a tu perro también le molesta el sol? Nosotros tampoco, pero al parecer los creadores de Doggles.com lo descubrieron solo cuando empezaron a vender en cantidades sus lentes de sol especiales para perros. ¿Y por qué detenerse ahí? Aprovechando su popularidad, expandieron el negocio y ahora venden todo tipo de productos pensados para el mejor amigo del hombre.

Increíble, pero cierto

Es cierto que a veces el éxito no depende siquiera de una buena idea. El ejemplo perfecto es Alex Tew, un estudiante inglés que creó una web con un panel de 1.000 x 1.000 píxeles y vendió cada uno de ellos por un dólar como espacio publicitario. Reunió más de un millón en pocos meses de actividad.

COMENTARIOS