Campo

Con pies de plomo: los precios de la soja no levantan

Iniciada la cosecha de maíz y soja, las cotizaciones continúan mostrando debilidades y se acercan nuevamente a valores mínimos. Es aquí donde surgen las interrogantes de como siguen las tendencias y qué esperar pasada la cosecha en Argentina

martes 14 de abril de 2015 - 5:18 pm

Por Diego Pasi, Técnico de Globaltecnos

La apreciación del dólar frente al resto de las monedas, como también la caída en el precio del petróleo, han sido en las últimas semanas, dos factores negativos que se sumaron a los propios fundamentos de los granos.

Las buenas cosechas, tanto en el hemisferio sur, como en el hemisferio norte, han llevado los stocks a niveles satisfactorios, como lo es en el caso de Estados Unidos. La consecuencia de esto fue una tendencia a la baja en los principales granos. Durante esta, el petróleo pasó de cotizar por encima de los 100 u$s/barril, a ubicarse entre los 40 y 50 u$s/barril. Además, como si fuera poco, el dólar fue ganando terreno frente al resto de las monedas, encareciendo los productos que cotizan en dólares, como son los principales granos (soja, maíz y trigo).

LEA MÁS  Tras 20 años, ingresó un barco con soja desde los Estados Unidos

En Argentina, el inicio de cosecha se hizo sentir en las cotizaciones y tanto la exportación local como la industria, salieron a comprar grandes volúmenes en los últimos días. Tal como se observa en el gráfico, las compras semanales de la exportación aumentaron notablemente, alcanzando hoy las 4,56 mill. de t. y la industria 4,3 mill. de t. Así, el valor total adquirido por ambos sectores asciende a 8,9 mill. de t., cuando a igual fecha del año pasado el mismo fue de 6,7 mill. de t.

Compras de la industria y exportación de soja local

grafico-globaltecnos
Fuente: Globaltecnos sobre la base de Minagri

La mayor compra por ambos sectores, responde a las altas necesidades financieras que hoy tienen las empresas agrícolas. A su vez, dado los bajos precios, solo 2,4 mill. de t. tienen precio fijado, contra 4 mill. de t. de la campaña pasada.

LEA MÁS  Tras 20 años, ingresó un barco con soja desde los Estados Unidos

El efecto negativo es doble, ya que las ventas que se realicen en adelante, serán con los actuales valores y en gran cantidad. Más de 20 mill. de t. se necesitaran vender en cosecha para pagar arrendamientos, tarjetas y proveedores, en caso de no refinanciar deudas. Por esto el efecto cosecha es aún peor que campañas anteriores.

Ahora bien, ¿Qué se puede esperar hacia delante?

Pasada la cosecha en el hemisferio sur, en Estados Unidos se comenzarían las labores de siembra y posteriormente su evolución, haciendo suponer momentos de volatilidad hacia los meses de junio, julio y agosto. En caso de encontrar fundamentos para iniciar un rally alcista, el mismo podría verse limitado, tanto por el valor del dólar a nivel mundial, como también los altos stocks mundiales 2014/15 que pasan para la siguiente campaña.

LEA MÁS  Tras 20 años, ingresó un barco con soja desde los Estados Unidos

Por esto, si bien pueden existir momentos en donde el mercado nuevamente tenga volatilidad y no brinde mejores precios que los actuales, los mismas deben ser capturados, ya que difícilmente se observen valores como los de años anteriores, al menos durante el primer semestre.

COMENTARIOS