Salud

Vida sana: lo que deberías saber acerca del descanso

¿Cuántas horas dormiste anoche?, ¿cuántas horas dormís a diario? o ¿acostumbras a tomar siesta?, son preguntas que por lo general no nos hacemos, pero acá te contamos por qué es importante que te acostumbres a contestarlas

martes 14 de abril de 2015 - 9:23 am

El descanso implica cuatro tipos: sueño, descanso diario, descanso semanal y vacaciones. Todos cumplen un rol muy importante para la salud, el bienestar y la calidad de vida.
[pullquote position=”right”]Vida sana: lo que deberías saber acerca del descanso[/pullquote]

Te contamos lo que deberías saber acerca del descanso, según lo consignado por el portal Yahoo:

Sueño

El adulto promedio requiere de 7 a 8 horas de sueño por noche. Un sueño deficiente puede dar lugar a problemas como depresión, aumento de peso, un sistema inmunológico débil, envejecimiento de la piel, menos actividad sexual, mayores dificultades en las relaciones personales, detrimento en los procesos cognitivos y serios problemas de salud (cardiopatías, presión alta, diabetes, embolias, etc).

LEA MÁS  Cinco errores alimenticios que favorecen la diabetes

Descanso diario

Lo ideal sería que tuvieras destinados 10 a 15 minutos diarios para una tomar siesta; sin embargo, no todos pueden darse ese lujo. Sirve que al menos, ya sea en la escuela o trabajo, te regales unos minutos por la tarde, para descansar tu cuerpo y mente.

Descanso semanal

Dedicar un día a la semana para descansar proporciona muchos beneficios al organismo y la salud. No obstante, los fines de semana generalmente son aprovechados para realizar diferentes actividades, las cuales nos dejan más agotados. Sería mejor que te organices para tener un verdadero día de descanso.

LEA MÁS  Cómo saber si tenés un tapón en el oído

Vacaciones

Los especialistas recomiendan tomarlas en dos etapas para no concentrarlas en el mismo periodo; una larga (2 semanas al menos) y otra etapa corta (1 semana). El no tomar vacaciones puede ser muy dañino para la salud física y mental; los efectos nocivos pueden abarcar estrés, falta de interés, fatiga, aburrimiento, automatismo y algunas enfermedades mentales y físicas.

COMENTARIOS