Salud

Un parásito de los perros y gatos puede afectar a los niños y dejarlos ciegos

Si bien hay casos en los que la enfermedad no afecta a la vista, en otras oportunidades, genera reducción de la visión, inflamación alrededor de los ojos y bizquera

lunes 13 de abril de 2015 - 9:01 am

La toxocariasis es una enfermedad causada por un parásito, llamado toxocara, que poseen muy frecuentemente los perros y los gatos. Se transmite a los cachorros en forma transplacentaria, transmamaria, a través del suelo contaminado.
[pullquote position=”right”]Un parásito de los perros y gatos puede afectar a los niños y dejarlos ciegos[/pullquote]

Después, los huevos salen en la materia fecal del cachorro y quedan en el suelo, donde al cabo de un día se hacen infestantes.

LEA MÁS  Seis señales de la anemia que pueden pasar inadvertidas

Se estima que, en un gramo de materia fecal hay 15.000 huevos, que sobreviven en el ambiente por varios meses, según lo consignado por el portal Seprin.

Y ya instalado en el espacio, la enfermedad se vuelve de probable contagio a los seres humanos, más que nada a los más chicos, ya que suelen comer tierra o meterse en la boca juguetes o cosas no higienizadas.

LEA MÁS  Qué tratamiento hay para la parálisis facial periférica

El parásito no llega al intestino en el caso de los humanos, sino que se queda en el músculo. Eso incluye el globo ocular, donde puede producir graves daños.

La mayoría de las veces la toxocariasis es subclínica, es decir, que el paciente no tiene síntomas. Solo del 1 al 2 por ciento de las personas presentan síntomas, que pueden ser fiebre, tos, respiración sibilante, dolor abdominal, agrandamiento del hígado o del bazo, falta de apetito, erupción y ganglios linfáticos inflamados.

LEA MÁS  Dermatitis atópica: la segunda enfermedad de la piel más diagnosticada

Tiende a producir inconvenientes oculares: reducción de la visión, inflamación alrededor de los ojos y bizquera. Y si el enfermo no recibe el correspondiente tratamiento, puede ocasionar lesiones en la retina y pérdida de la visión. Aunque también nos encontramos con casos en los que el parásito no afectó en la vista.

COMENTARIOS