Estado de Trenes

Lejos del tren bala: la formación que va a Rosario es moderna, pero lenta y con pocos pasajeros

Con un muy bajo índice de ocupación de asientos, el recorrido Buenos Aires - Rosario realizado en tren demanda más de siete horas cuando debería, al menos, demandar la mitad de tiempo

sábado 11 de abril de 2015 - 8:41 am

A las 16.07 del miércoles pasado, la locomotora con siete vagones y 37 pasajeros arrancó el viaje desde Retiro con destino a la estación Rosario Sur, situada a 297 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

Luego de 23 años inactivo pretende ser una alternativa de transporte entre las dos ciudades. Pero lo cierto es que para lograr ser un medio competitivo deberá acelerar su paso. La formación tardó más de siete horas en arribar a destino en un viaje que debía realizarse en la mitad de ese tiempo.

LEA MÁS  El litro de nafta premium superó los $43 en el interior del país

Técnicamente, los nuevos trenes están preparados para alcanzar los 160 kilómetros por hora, pero el mal estado de las vías nacionales en ese tramo sólo permite que el tren circule a un promedio de 60 km/h, con picos de más de 85 km/h en las zonas donde la Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado (Sofse) realizó el recambio de las vías.

Desde la empresa que presta el servicio aseguran que en unos 90 días buena parte de la traza estará recuperada. Sólo desde ese momento el viaje podría durar tres horas y 50 minutos.

LEA MÁS  El chino que se llevó u$s 1.500 millones por trabajar un solo día

En colectivo, el mismo viaje demanda entre cuatro y cinco horas. Y en auto, poco más de tres.

En los modernos coches con servicio pullman y primera quedaron libres 272 asientos. En el viaje inaugural hubo más de 140 personas, mientras que el domingo pasado fueron más de 100. El resto de los días la cantidad de pasajeros promedió entre 40 y 50.

El pasaje en primera clase cuesta $ 175, mientras que en pullman vale $ 225. En colectivo las tarifas son de $ 214 el semicama y $ 262 el servicio cama, un 22 % más caras.

LEA MÁS  Vaca Muerta: petroleros advierten que peligran las inversiones

Trenes modernos pero con vías antiguas, es la nueva realidad de un servicio que para que sea de uso masivo, aún tiene mucho que mejorar.

COMENTARIOS