Confesiones famosos

Amalia Granata, mejor que nunca: “A los 34 años, estoy como sorprendida de mi levante”

“Se ve que emano otra energía. Mis amigos dicen "Porque te pusiste más linda," pero no creo que sea eso. Estoy como sorprendida de mi levante, no lo tenía. Hay mucho más lindas”, manifestó Amalia Granata

e_1428405997

Costó conseguir que Amalia Granata se sentara a hacer esta entrevista. Su nuevo rol en el programa matutino de Chiche Gelblung la hizo dudar sobre qué temas hablar en público y cuáles no.

-¿Te sentís cómoda en tu nuevo lugar de “periodista de actualidad”?
-Tengo que leer mucho y a veces no tengo tiempo, pero tengo que hacerlo porque no puede venir un político y que yo no sepa quién es. Tengo que googlear. En los programas de espectáculos iba, me sentaba, leía dos o tres páginas y ya sabía los temas.

-Era más fácil, ¿no te gustaba?
-No, me re aburría y la política me encanta. Lo que pasa es que nunca lo había hecho en la tele porque no me tomaban en serio, creían que por venir de otro palo, lo que decía no valía.

-¿Y ahora qué sentís, que te toman en serio?
-Sí.

-¿Ningún político te dijo nada subestimándote?
-No, cero. Igual creo que es porque soy un poco intimidante. Además, en campaña no se van a atrever a decirme nada, todos quieren hacer buena letra y yo pregunto desde el saber. Es muy raro que pregunte alguna pavada. Chiche me mata y me muero si quedo en off side.

-¿Cómo es tu día?
-Me levanto cuatro y media, leo dos o tres diarios. Sobre todo leo los temas que vamos a hablar en el programa y si tengo tiempo leo alguna otra nota. Llego al canal, me maquillo, hago el programa y tipo 12 ya estoy en mi casa. Como algo y después me voy a entrenar, a Figurella o a hacer trámites. Después llega mi niña, estoy un rato con ella y me voy a la facultad hasta las 11 de la noche. Como vivo con mi mamá, estoy tranquila de dejar a mi hija y puedo hacer muchas cosas.

-¿Cómo es vivir de nuevo con tu mamá?
– Desde los 19 años que no vivo con mi mamá y volver a vivir con ella a los 34 es raro, pero me gusta. Ya no tengo la presión como cuando vivía en pareja de llegar y hacerle la comida a Juan Pablo… Era un desgaste porque también tenía que estar su ropa del laburo limpia y yo me tenía que ocupar de todo. No era como tener un hijo más, pero… parecido.

-¿Te gusta más vivir con tu mamá que con tu novio?
-No sé. Lo que sí te puedo decir es que después de esta convivencia que tuve con Juan Pablo no sé si volvería a convivir con otra pareja. Quizás me alquilo una casa en frente o la vuelta o a varias cuadras… es el estado ideal. No volvería a traer a otro tipo a mi casa. No.

-¿Y si tuvieras otro hijo?
-Tampoco.

-A lo Tinelli…
-Claro, me parece lo ideal.

-¿Tu mamá no te juzga?
-Para nada, ni se mete en mi vida.

-Igual ahora no protagonizás tantas polémicas ¿estás más tranquila?
-Sí. Ahora pienso varias veces antes de juzgar o tirar un comentario a la ligera.

-¿Aprendiste eso en estos años?
-Aprendí y me lo hicieron aprender. La he pasado jodido, me he quedado sin laburo. Una vez en América y otra vez en Canal 9. Yo mantengo a mi hija y vivo de mi trabajo. Por suerte, en ese momento estaba con Juan Pablo que me súper apoyó, pero es difícil, quedarse sin laburo de forma abrupta y que esas personas que te echaron después se encarguen de cerrarte todas las puertas. Entonces sí, aprendí mucho. Ahora pienso mucho lo que voy a decir, ¿qué consecuencias me va a traer?, ¿va a servir de algo que yo lo diga?

LEA MÁS  El Pollo Álvarez sorprendió con un escrache al Gobierno

-¿Por qué empezaste a estudiar periodismo?
-Siempre quise estudiar pero se me complicaba mucho el tema de los tiempos. Cuando con Juan Pablo encontré una estabilidad emocional, dije “bueno, listo, ahora estoy más tranquila, arranco”. Hace casi 12 años que trabajo en el medio y siempre trabajé como de periodista, entonces me pareció que estaba bueno que empezara a nutrirme un poco más y cuando empecé a estudiar me di cuenta de que no sabía nada.

-Te sirve estudiar.
-Sí, aprendo un montón.

-¿Qué pensaste cuando te enteraste que Rocío Marengo repitió de año?
-Me cag… de risa. Hay que ver para qué empezó a estudiar. Pobre, qué burra. Esa chica tiene muchos problemas de discriminación, es homofóbica… Bueno, no puedo ser objetiva cuando hablo de Marengo porque la detesto.

-¿Se te volvieron a abrir las puertas en América?
-Sí, me viven invitando a los programas de América, pero no tengo ganas de ir. Ahora que estoy haciendo el programa de Chiche, la idea es que no esté deambulando por todos los programas de espectáculos porque sería retroceder en lugar de avanzar.

-¿Te cuesta decir que no?
-No, no, antes los necesitaba o había cierta presión de algunos programas, pero después de lo que me pasó, que me cerraron las puertas, que me bloquearon… no voy. ¿Qué me vas a decir? Si me bloqueaste, me prohibiste, me insultaste durante tres años.

-¿A quién te referís?
-A todos los programas en general.

-Pero no todos te habían bloqueado…
-Bueno, América me había bloqueado y ahora me viven llamando de los programas de espectáculos y “no, no voy”. Antes quizás tenía miedo de decirles que no porque capaz que hablaban mal de mí. Que hablen, que digan lo que quieran, igual no voy.

-¿Cómo te presionaban?
-Insistían y si no ibas hablaban mal de vos al aire. Antes eso me importaba, ahora no. Hoy no necesito ir a sentarme a hablar mal de otros o a hablar de mi vida, entonces no voy.

-¿Qué sentís cuando te recuerdan tu pasado con Robbie Williams o Gran Hermano?
-Antes lo hacía y claramente ahora quiero hacer otra cosa. Si sigo haciendo lo mismo, sería muy mediocre de mi parte y como no quiero quedarme en eso, sigo estudiando, sigo avanzando. Algunos tienen una postura muy básica. Beto (Casella) dijo “de dónde viene esta chica, de dónde salió”. La verdad es que yo esperaba una chicana más inteligente. Si me voy a pelear, me quiero pelear con gente que esté a mi nivel. Para pelearme con chicanas baratas como lo de Robbie Williams, me quedo callada y no respondo porque me deprime pelear con una persona así, es de vedetonga.

-¿Cómo te recibieron en la facultad?
-Bien, son todos chiquitos.

-¿No se calientan los pibes?
-No, puedo ser la madre. Cuando empecé algunos tenían 17 años. Los chicos tiraban papelitos, hacían jueguitos y yo pensaba “¿qué hago acá?” Este año me cambié a la noche y es gente más grande, es una clase más respetuosa. Yo entiendo a los de 18 años, porque si arrancaba a estudiar a esa edad, seguro dejaba a los tres meses.

-¿No empezaste ninguna carrera a los 18?
-Sí, estudié profesorado de historia y geografía y al año dije “no, yo profesora no voy a ser.” Después estudié instrumentación quirúrgica, me faltaron tres materias para recibirme, esa casi la termino.

LEA MÁS  Tras la "falsa" entrevista a CFK, Tinelli redobla la apuesta

-No sabías lo que querías.
-No. Recién hace tres años, cuando ya estaba plantada en la vida, supe que quería estudiar Periodismo y el año que viene me voy a anotar en Derecho.

-¿Te ofrecieron participar de Bailando por un sueño?
-No, tampoco lo haría.

-Como la llamaron a Luciana Salazar…
-No lo haría porque no tiene nada que ver con lo que estoy haciendo en este momento. En este programa gano bien, estoy tranquila, hago lo que me gusta. Yo no soy bailarina, ¿a qué iría al Bailando?

-A hacer quilombo.
-Por eso, ya lo hice. No sé qué quilombo nuevo podría hacer.

-Tu rivalidad con Luciana.
-Me aburre. Además ella me cae bien, yo no tengo conflicto con ella.

-¿Vos entendés que es lógico que ella esté enojada con vos?
-No.

-Empezaste a salir con Redrado…
-…él estaba soltero y ella salió a decir en todos los medios que lo había dejado.

-Siempre molesta ver a un ex con otra.
-Si vos dejás a una persona y terminás, después ya está, terminaste.

-Quizás vio afectada su imagen…
-Pero si nadie arruinó su imagen, nadie perjudicó su estética, su físico. Yo creo que si hay alguien que se perjudicó fue ella misma mostrando los tuits, las conversaciones, contando lo que contó en la revista Gente. Porque yo no comenté nada de ella, ni Martín salió a hablar, al contrario, los dos siempre hablamos bien. Yo no tengo nada malo para decir de ella. Ella se perjudicó mostrando toda su vida privada a través de Twitter y en las tapas de las revistas. Y hasta el día de hoy sigue.

-¿Por qué pensás que lo hizo?
-Porque le gusta. Vive de eso, qué sé yo. Yo no me imagino mostrando mi chat ni con Martín ni con Juan Pablo. Ni siquiera lo hice con el padre de mi hija.

-¿Cómo sigue la relación con Martín?
-Está todo bien. Siempre nos vemos.

-¿Qué fue esa movida de salir a decir que no eran “novios”?
-Yo estaba podrida de que de lo único que hablen era de Martín, que vaya a un evento y me pregunten por Martín, y cuándo te casás con Martín, y mirá que Luli… basta.

-¿Vos podrías salir con otro hombre, por ejemplo?
-No tengo ganas.

-¿Hay candidatos?
-Sí y me sorprende porque hacía mucho que no me pasaba, ahora de repente… El otro día me pararon cuando fui a andar en rollers. Se ve que emano otra energía. Mis amigos dicen “Porque te pusiste más linda,” pero no creo que sea eso. Yo creo que es la energía.
Estoy como sorprendida de mi levante, no lo tenía. Hay mucho más lindas, pendejitas… Yo ya tengo 34, una hija, un pasado en la espalda… Y sigo levantando.

-Pero vos no tenés ganas.
-No. Ni miro, nada. Cero.

-¿Qué es eso de que tenés buena relación con los hijos de Redrado?
-Me llevo muy bien con los chicos. Los quiero, me quieren.

-¿Él te los presentó?
-Sí, pero hace un montón. Los conocí el día que fui a lo de Mirtha, la primera vez, en octubre. Ellos quisieron conocerme y los conocí ahí. La verdad es que tengo una relación excelente con los pibes. Los quiero mucho, me llevo muy bien.

LEA MÁS  Netflix: las series y películas que llegan en octubre

-¿Qué hacen juntos?
-Qué sé yo, nada, compartimos tiempo. Almorzamos, vamos al shopping, vamos al cine… nada.

-¿Sola con ellos o con Martín y ellos?
-Solo con ellos y, a veces, con Martín.

-¿Alguna vez te dijeron algo de Luciana?
-No voy a decir si me dijeron. Yo igual, no me meto. Yo escucho y no opino.

-¿Quién pensás que filtró las fotos esas del hotel de Chile? Muchos dijeron que habías sido vos misma…
-Me dijo alguien del programa de Mariana Fabbiani que un empleado del hotel es argentino y que él sacó las fotos. Dicen que se las mandó a la madre y la madre las mandó al programa de Mariana. Es lo que me dijo una productora.

-Después de eso nunca hubo otra foto juntos de ustedes, ¿por qué?
-No, es raro. Creo que los fotógrafos no están haciendo bien su trabajo, porque yo a Martín lo veo siempre, siempre y hacemos vida re normal.

-A veces las revistas arreglan ese tipo de fotos.
-Yo ni loca haría una cosa así, no me interesa.

-Luciana y Martín lo han hecho.
-Sí. Pero yo no soy Luciana, y la relación que tengo con Martín no es la misma que él tenía con Luciana.

-¿No te puso celosa ese día que ella contó lo del mensaje que había recibido para San Valentín?
-No. Si tengo alguna duda, se lo pregunto a Martín y lo hablamos.

-¿Le preguntaste de ese mensaje?
-Es que yo sabía, tampoco hizo falta que le pregunte. Estaba esperando qué día ella iba a salir a contarlo.

-¿Vos sabías que él le había mandado ese mensaje?
-Sí. No fue que él le mandó… No puedo contar más, pero yo sé todo lo que pasó y creo que le pegué más o menos el día que ella salió a contarlo. Me parece que él plantea tener una relación amistosa con ella y se torna un poco difícil. Quizás él ve en mi ejemplo con Juan Pablo, que tenemos re buena relación, que la viene a buscar a Uma, que nos mandamos mensajes… Y le gustaría tener también esa relación, pero se complica cuando ella todo lo hace público. Nosotros no le hicimos nada. Se lo hace ella sola el daño.

-¿Redrado está muy pendiente de su imagen?
-Y sí. Es muy mental, sí. Es su trabajo también. Cuando estás en política…

-Pero él dice que no hace política, que él hace economía y da charlas de economía.
-Sí y no. Yo también tengo ese mismo planteo “¿hacés, no hacés?”. A mí me chupa un huevo todo: lo que digan, lo que no digan… Pero a él no, tiene una imagen formada y bueno, es respetable.

-Bueno, te felicito por tus pretendientes.
-Sí. Igual cero, nada.

-¿Tenés miedo que Martín se enoje?
-Lo respeto mucho.

-¿Y cómo te cae que ahora digan que él volvería con Luciana?
-La realidad es otra.

-¿Nunca hablaste con ella?
-Es que ella está muy enojada conmigo, no sé por qué. Si quiere hablar, que me llame y hable. Nunca me llamó tampoco. Yo no tengo problema. Tampoco me nombra, dice “esa persona”. Yo no voy a decir, cuando hablo de Luciana: “esa persona”. Es Luciana, ¿entendés? Ella a mí no me nombra. Me parece que yo tengo cierta madurez que me permite ver las cosas, quizá por todo lo que me ha pasado, desde otra perspectiva. Fuente: Personajes TV

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

dyn609-1024x680 http://www.nexofin.com/archivos/2017/09/dyn609-1024x680.jpg
Superliga

Racing, desdibujado, empató de local ante San Martín (SJ), que hizo negocio

La Academia igualó 0-0 ante los de Gorosito sin mostrar demasiados recursos en el juego; para los visitantes, significa un punto importante para sumar el promedio; los de Cocca tuvieron mucho la pelota en el primer tiempo, pero sin agresividad
http://www.nexofin.com/archivos/2015/10/2-11.jpg
El After de Nexo

La infartante Yolanda Ventura en una producción muy hot

Esta hermosa modelo se animó al destape en una fantástica producción para la revista Playboy
http://www.nexofin.com/archivos/2015/04/2-3.jpg
El After de Nexo

Sara Jean Underwood, una de las playmates más populares de los últimos años

No te pierdas de esta nueva galería para Playboy protagonizada por la estadounidense
http://www.nexofin.com/archivos/2016/04/2-11.jpg
El After de Nexo

Mia Stone y unas sensuales fotografías

Esta bellísima actriz y modelo norteamericana no le teme al desnudo y se quitó la ropa para protagonizar una producción muy hot
angel-dark http://www.nexofin.com/archivos/2016/12/angel-dark.jpg
El After de Nexo

Angel Dark es una exuberante modelo que dará que hablar

Esta mujer se animó a un topless que levantará suspiros en la platea masculina

REALICE UN COMENTARIO