Muerte de Paul Walker

¿Cómo lograron “reemplazar” al fallecido Paul Walker en “Rápido y furioso 7”?

El actor, que era protagonista de la saga, murió en 2013 cuando la grabación del film estaba en la mitad de su proceso. La ausencia de Paul Walker debió cubrirse con diferentes métodos e incrementó el costo del filme en $50 millones

martes 7 de abril de 2015 - 7:23 am

Cuando Paul Walker se fue, paradójicamente, por un accidente de tránsito, dejó un vacío difícil de llenar. No solo por el hueco sentimental en todos sus fans, sino también porque, al momento de su deceso, estaba en plena filmación de su última película, Rápido y Furioso 7.

Resolver el fin de la filmación de la película, una vez que pasara la conmoción por la partida de uno de los protagonistas, era la misión del director Peter Jackson. Y lo logró, pero ¿de qué manera?

Según relata la BBC, se usaron varias técnicas para poder llevar a cabo el “reemplazo”. El primero fue que hasta los hermanos de Walker se prestaron a hacer algunas escenas como dobles (al momento de la muerte, la película se había filmado por la mitad), aprovechando la contextura física similar en relación al actor.

LEA MÁS  Ordenan una pericia psicológica para Javier Milei

Otro método utilizado fue el usar escenas de películas anteriores que quedaron descartadas en la edición final. Esto implicó cambiar el guión para que las mismas tengan sentido en la presente historia y puedan ser empleadas, como si se trataran de escenas recién filmadas.

La tercera -y más costosa- fue el uso de efectos especiales. A través de una técnica conocida como CGI (por computer-generated imaginery). La CGI ya se usado en otros filmes y permitió, por ejemplo, “revivir” a Brandon Lee, hijo del reconocido Bruce Lee, quien también murió mientras grababa “El Cuervo”. También se la usó para suplir la ausencia de Oliver Reed en la parte final de Gladiador, hecha en el año 2000. Dicha técnica, aseguran, mejoró sustancialmente su calidad, de forma de hacerla imperceptible a la vista humana.

LEA MÁS  Tailandia: los padres de los chicos atrapados respondieron a la carta del entrenador

Simplemente, se utiliza una persona de contextura física similar (como los hermanos de Walker) y se filman las escenas con él. Luego, gracias a la CGI, se reemplaza el rostro de la persona real y se la reemplaza por aquel que se quiere “traer a la vida”. Una especie de Photoshop móvil.

Aplicar esta técnica implicó incrementar considerablemente el presupuesto de la película, agregó el medio británico. De un costo inicial estimado en 200 millones de dólares, se debieron sumar otros U$S 50 millones, por el uso de estos efectos especiales.

LEA MÁS  Un hombre salva a otro de milagro antes de que lo pise un tren
COMENTARIOS