Política

El día que amenazaron con ventilar un video íntimo de Cristina Kirchner

El hoy llamado Hogan Lovells, es uno de los estudios de abogados más famosos del mundo. Tanto Bill Clinton, como la actual presidenta, lo contrataron para resolver casos escandalosos que giraban a su alrededor. Detalles

lunes 6 de abril de 2015 - 5:58 am

En el libro “Sexo, política y plata sucia”, de Franco Lindner, se revela un hecho bastante polémico: cómo Cristina Fernández de Kirchner recurrió a abogados extranjeros para defenderse de una extorsión ligada a su vida privada.
[pullquote position=”right”]El día que amenazaron con ventilar un video íntimo de Cristina Kirchner[/pullquote]

El hoy llamado Hogan Lovells, es uno de los estudios de abogados más famosos del mundo. Tanto Bill Clinton, como la actual presidenta lo contrataron cuando aún era Hogan & Hartson y ya tenía un prestigio bien ganado en casos escandalosos.

El norteamericano le encargó al histórico jefe de esos abogados, Robert Bennett, el “sexgate” que lo vinculaba con Monica Lewinsky, la ex becaria de la Casa Blanca que reveló haber mantenido un amorío clandestino con el jefe de Estado.

LEA MÁS  Audiencia cautiva: pilotos de Aerolíneas Argentinas usan el altavoz para protestar contra el Gobierno

Pero en el caso de Cristina, todo ocurrió durante la campaña del 2007 en la que ella se postuló como candidata a la Presidencia,

Cristina dudó mucho antes de contactar al equipo de Hogan & Hartson, ya que temía que su esposo, Néstor Kirchner, se enterara del hecho.

Por eso, le pidió a su amigo Carlos Bettini, el embajador en España, que resolviera personalmente el tema con los abogados de Hogan & Hartson.

LEA MÁS  Fallo judicial obliga a cambiar la conformación de la Cámara de Diputados

“Me están chantajeando”, le habría confesado Cristina a Bettini. Al parecer un ex senador menemista, a quien Cristina había conocido bien en su paso por el Congreso, la estaba amenazando con ventilar una supuesta infidelidad de la ahora presidenta.

Le había enviado un mensaje por medio de un tercero: estaba dispuesto a hacer pública la historia para arruinarle su carrera a la Casa Rosada y, además, aseguraba que la revelación estaba respaldada por un video.

Bettini actuó con moderación, llamó a las oficinas centrales de Hogan & Hartson en Washington y explicó que lo hacía en nombre de la futura presidenta argentina.

Finalmente, la misión encargada a los abogados de la multinacional jurídica terminó con éxito. Cristina no tuvo mayores complicaciones en los meses que siguieron hasta la elección de octubre, y ganó en primera vuelta con el 45 por ciento de los votos.

LEA MÁS  Camioneros cierra una paritaria del 25% y desactiva las amenazas de paro

El peligro que suponía el chantaje había quedado lejos y su esposo no conoció jamás el tema. Las fuentes que confirmaron el caso establecieron la condición de que no se revelaran sus nombres. Son dos amigos del embajador Bettini, uno con despacho en la Casa Rosada y el otro en el Congreso. Ambos coincidieron en todos los detalles, según lo publicado por el portal Tribuna.

COMENTARIOS