YPF estatal

YPF estatal admite que se complican sus proyectos en Vaca Muerta

En un informe brindado a un ente regulador norteamericano, YPF admitió que el alza de costos supera el aumento de los precios de sus productos

domingo 5 de abril de 2015 - 8:43 am

En el extenso formulario F-20 que YPF envió el lunes pasado a la SEC, el organismo regulador bursátil de Estados Unidos, la empresa que comanda Miguel Galuccio les avisó a sus inversores y al público en general: “Asumiendo que los precios domésticos para ciertos productos no coinciden con los incrementos de costos (incluyendo aquellos relacionados con el aumento de la valuación del dólar contra el peso argentino) en concordancia con mayores y más complejas inversiones [.] nuestra capacidad para mejorar nuestras tasas de recuperación de hidrocarburos, encontrar nuevas reservas, desarrollar recursos no convencionales y llevar a cabo algunos de nuestros otros planes de gastos de capital pueden estar afectados negativamente”.

La baja de precios y el aumento de costos hacen más difícil el desarrollo de Vaca Muerta, cuya explotación es más onerosa que la de los recursos convencionales.

LEA MÁS  El sorpresivo acuerdo de Clarín con el Grupo Vila

El incremento de los costos por encima, en términos comparativos, del alza de los precios de sus productos -una maldición de la economía argentina según la mirada empresaria- es también la principal amenaza que tiñe los planes de YPF.

En su comunicación a la SEC la compañía estatizada dice que los planes de estímulo a la inversión dispuestos por el Gobierno a principios de año deberían atenuar significativamente el impacto potencial del desplome de precios del crudo a nivel mundial y crear, “en términos comparativos, un mercado de petróleo y gas más atractivo para la Argentina en 2015”.

LEA MÁS  Vaca Muerta: petroleros advierten que peligran las inversiones

Los costos preocupan a Galuccio desde su llegada a YPF. A fines de agosto de 2012, cuatro meses después de la estatización, el presidente de YPF fue el orador principal en un almuerzo organizado por el Club del Petróleo de Buenos Aires. En varias ocasiones mencionó la necesidad de volverse más competitivos. Y a principios de año, en medio del temor generalizado del Gobierno, las provincias, los sindicatos y las empresas a una caída en la inversión por el desplome de los precios internacionales, el número uno de YPF fue uno de los principales mentores para alcanzar acuerdos con los gremios que mejoren la eficiencia de la producción local.

LEA MÁS  Uber reclama una ley que proteja sus operaciones

Medido en pesos, el denominado lifting cost (algo así como cuánto cuesta subir un barril equivalente de petróleo -crudo más gas- a la superficie) pasó de $ 65,89 en 2012 a $ 122,26 el año pasado, casi el doble. En Estados Unidos, donde la petrolera que conduce Galuccio también tiene operaciones, el salto fue aún mayor: alcanzó casi $ 236 en 2014, por lo que en términos comparativos la producción nacional estaría mejor posicionada. Sin embargo, ese beneficio no se repite en el capítulo de los precios, ya que mientras en el país el valor promedio del petróleo vendido por la empresa fue de $ 593,34 el año pasado, en Estados Unidos fue de $ 724,77, un 22% más.

COMENTARIOS