Malvinas

La emocionante historia de un ex combatiente que volvió a Malvinas para devolver un suéter

Miguel Savage tenía 19 años. Durante una misión encontró un suéter que lo hizo sentir mejor cuando todo era oscuridad. Veinticinco años después volvió a devolverlo, saldando las cuentas con las islas

jueves 2 de abril de 2015 - 8:16 pm

La historia de Miguel Savage es como la de tantos ex combatientes de la Guerra de Malvinas, llena de tristeza, nostalgia y emoción. Tenía 19 años cuando combatió en el año 1982 y un suéter lo hizo regresar a las islas donde vio morir a sus compañeros hace 33 años, haciéndolo sentir “más en casa”. [pullquote position=”right”]La emocionante historia de un ex combatiente que volvió a Malvinas para devolver un suéter[/pullquote]

“Ocurre al final de la guerra, ya estábamos muy desnutridos. Había perdido 20 kilos. Recibo una orden de ir a una patrulla a una estancia que estaba a unas tres horas de caminata, cruzando el río”, comencó contando a Telenoche Savage.

La misión de Miguel, de 19 años entonces, consistía en conocer si los agricultores de la zona utilizaban la radio para ayudar a los británicos. “Cruzamos el río con el agua a la cintura. Sin saberlo, estábamos en líneas británicas. Después, con los años, me enteré de que los ingleses nos estaban mirando con binoculares y habían dado la posición para tirarnos. Nos vieron”, relata el superviviente. “No nos tiraron para conservar su factor sorpresa. El terreno estaba minado. Fue tremendo. Cada paso podía ser la muerte”, cuenta.

LEA MÁS  Barotrauma, la molesta y dolorosa sensación del "oído tapado"

Tras llegar a la residencia “más como un ruego para que no nos tiren [que por la misión]”, no había nadie en su interior. “Y ahí es donde empiezo a relajarme y a sentir una conexión con el lugar. Era un hogar”, relata Miguel, quien al subir al piso de arriba halló un suéter inglés. “Me saco la ropa mojada y me lo pongo. Y me siento mucho mejor”, continúa el soldado, quien en aquel momento tomó una fotografía de la casa al sentir “que iba a regresar al lugar algún día”.

LEA MÁS  ¿Qué le pasa a nuestro cerebro cuando corremos?

Veinticinco años después, en 2006, Miguel volvió para devolver lo que tanto le había ayudado en plena guerra. Al volver, se encontró con una de las hijas del dueño del suéter. “Cuando saque el pullover ella lo reconoció automáticamente y comenzó a llorar. Lloramos juntos. Fue un momento sublime. Completamos la historia”, explica.

“Yo le había tejido el suéter a mi padre cuando era más joven y Miguel lo encontró cuando estaba buscando comida y abrigo”, relata una de las hijas, añadiendo que “en donde vivía había muchos conscriptos, pero Miguel tenía su historia, fue muy honesto en venir y contar lo que había pasado con ese jersey. Estoy muy agradecida de tener esta pequeña historia”.

LEA MÁS  Video: la divertida reacción del perro al que le dieron de comer ensalada

Finalmente, el argentino relata que al volver esa tarde con su amigo isleño John, este le dijo algo “que le detuvo el corazón de la emoción”. “Me dijo: estate orgulloso, Miguel, estás construyendo puentes”. “Yo creo que esa es la clave para cualquier relación humana, construir menos paredes y más puentes”, cuenta.

Hace 33 años, el 2 de abril de 1982, empezaba la Guerra de las Malvinas. Los pocos más de dos meses de guerra costaron la vida a 649 militares argentinos y a 255 británicos. A eso se sumaron extensas pérdidas económicas. Desde aquel momento, las relaciones entre Buenos Aires y Londres no han encontrado un punto de acuerdo por la soberanía de las islas.

COMENTARIOS