Caso Lázaro Báez

Buenos amigos: Lazaro Báez pagó a los Kirchner $ 700.000 por año en alquileres

Máximo Kirchner cobró más de $ 700.000 por año por los "alquileres" de inmuebles de la familia presidencial, ubicados en Río Gallegos, que pagaron distintas empresas de Lázaro Báez

Lazaro-Presidenta-Cristina-Kirchner-Nestor_CLAIMA20130415_0116_14

Máximo Kirchner cobró más de $ 700.000 por año por los “alquileres” de inmuebles de la familia presidencial, ubicados en Río Gallegos, que pagaron distintas empresas de Lázaro Báez. Estos datos surgen de documentos contables de esas compañías, que LA NACION analizó durante los últimos meses junto a seis expertos tributarios y antilavado.

Los pagos se completaron con cheques emitidos a nombre del ex presidente Néstor Kirchner, que salieron de las constructoras Austral Construcciones y Loscalzo y del Curto, dos de las siete empresas de Báez que también firmaron convenios confidenciales con el hotel Alto Calafate, de los Kirchner, para pagarles por 935 habitaciones.

Al igual que con los hoteles, los pagos por los alquileres de inmuebles resultan millonarios . Sólo a través de Austral Construcciones, y apenas durante 2009, Báez desembolsó $ 702.235 a favor del ex presidente, según surge del “Libro IVA Compras” de la empresa insignia de Báez, cuya copia obtuvo LA NACION. Pero lejos de acotarse a 2009, la operatoria se prolongó durante años.

De ese modo, Báez se encargó de por lo menos cuatro fuentes centrales de ingresos de los Kirchner. Pagó más de $ 10,1 millones por 935 habitaciones en el Alto Calafate, otros $ 3,2 millones por el alquiler de la hostería Las Dunas, otros $ 4 millones por las 9 propiedades que les compró en Río Gallegos y, según revela ahora LA NACION, más de $ 3 millones por alquileres varios. Un total de por lo menos $ 20,3 millones entre 2008 y mediados de 2011, lo que equivale a más de cuarta parte del patrimonio que la pareja presidencial declaró ese año.

LEA MÁS  Escándalo: denunció a Insfrán, fue preso y "apretaron" a su familia

De acuerdo con los documentos contables que obtuvo LA NACION, Austral registró los pagos a Kirchner por esos alquileres siempre en los primeros días de cada mes. En abril de 2009 se anotó el monto más bajo, con un solo pago por $ 20.570 (más otros $ 4319 por IVA), mientras que en septiembre acumuló cinco desembolsos por un total de $ 55.340 (más otros $ 11.621 de IVA).

Esos pagos no se redujeron sólo a Austral Construcciones, sino que abarcaron más empresas de Báez y se extendieron por lo menos hasta mediados de 2011, cuando los últimos cheques se acumularon en el expediente que se abrió en los tribunales de Santa Cruz por la sucesión del ex presidente.

Emitidos desde cuentas del Banco de Santa Cruz, los cheques a nombre de Kirchner por esos alquileres fueron retirados en ocasiones por el propio hijo de la pareja presidencial, en persona, por las oficinas de Loscalzo y Del Curto, sobre la avenida Gregores, de Río Gallegos.

Otras veces, sin embargo, empleados del grupo Báez debieron llevar los cheques hasta la inmobiliaria Sanfelice, Sancho y Asociados, en la que Máximo Kirchner tiene una oficina propia. Uno de los responsables de esa firma, el ex gobernador Carlos Sancho, figura ahora como accionista de Idea Sociedad Anónima SA, la nueva gerenciadora de los hoteles de la Presidenta.

En toda la operatoria de los alquileres, sin embargo, el rol protagónico lo asumió Austral Construcciones, que para fines de 2009 también acumuló depósitos en garantía por distintos alquileres por más de $ 388.000, según consta en el balance de esa compañía cuya copia obtuvo LA NACION.

LEA MÁS  Dujovne solicitó a los ministros propuestas para recortar gastos

Junto a Austral Construcciones, se sumaron dos firmas “hermanas”: Austral Atlántica SA y Austral Desarrollos Inmobiliarios SA, que dentro del conglomerado se la conoce por sus siglas “ADI”.

De ese modo, Báez alquiló 10 departamentos sobre la calle Mitre al 500, que antes él mismo había construido tras conformar en 2006 un fideicomiso con Kirchner. Un esquema similar se aplicó, dos años después, con dos complejos multifamiliares sobre la calle Mariano Moreno. Y otra vez, al parecer, sobre la calle Alvear. Los tres casos, en Río Gallegos (de lo que se informa por separado).

Desde la perspectiva de los Kirchner, en tanto, resultó un buen negocio. Porque los valores de alquiler que comenzaron a recibir superaron hasta dos veces los precios de mercado en Río Gallegos, según verificó LA NACION.

Los cheques acumularon, además, varias particularidades. La primera, que solían emitirse varios cheques por mes -cinco por Austral Construcciones, a los que se sumaban los librados por otras empresas de Báez-, por un promedio de $ 12.000 cada uno, es decir, como si se buscara “partir” el monto total en varios instrumentos.

La segunda particularidad de esos cheques es que se emitieron a nombre del ex presidente Kirchner aun después de su muerte, en octubre de 2010. Varios de ellos terminaron incorporados en su sucesión, hasta que se que registró la declaratoria de herederos, a mediados de 2011.

LEA MÁS  Los gobernadores apoyan baja de tarifas, pero las empresas provinciales no pagan la luz

La tercera característica de esos cheques es que varios de ellos debieron emitirse dos o más veces. Según reconstruyó la nacion, porque se vencieron antes de que Máximo Kirchner -o algún colaborador de confianza- los pasara a retirar por las oficinas del Grupo Báez o porque, ya en sus manos, no los depositó a tiempo en algún banco.

Esos cheques, vale aclarar, correspondieron sólo a los alquileres de inmuebles en Río Gallegos, es decir, no exhiben ninguna vinculación con los hoteles. Al punto de que dentro del grupo Báez se asignó a ciertos empleados la tarea de preparar los cheques y las planillas correspondientes para Néstor Kirchner. Entre ellos, según surge de los registros a los que accedió la nacion, uno de los encargados fue un tal “Leandro”.

Moreno 882. En esa dirección está una de las propiedades que Báez construyó con un fideicomiso que compartió con Néstor Kirchner; después terminó alquilándole el departamento.

Mitre 535. Allí está otro de los inmuebles que formaron parte del acuerdo entre Báez y Kirchner. Ayer había una camioneta de Austral Construcciones en el frente.

Sanfelice, Sancho y Asociados. Los empleados de Báez concurrían a esta inmobiliaria para realizar el pago de los alquileres. Otras veces, era Máximo el que iba a cobrar.

Fuente: LA NACION

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

leticia-bredice-1024x572 http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/leticia-bredice-1024x572.jpg
Famosos y la actualidad

Leticia Brédice: “Me sorprende la cantidad de gente sin trabajo”

La actriz reflexionó sobre la actualidad del país en el programa "Debo decir", de Luis Novaresio
oso http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/oso-1.jpg
Sociedad

Se les fue de las manos: un oso atacó ferozmente a un empleado de circo

Ocurrió en la localidad de Oljovka, región de Volgogrado, Rusia; según testigos, el oso estaba nervioso incluso antes del espectáculo
naidenoff2 http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/naidenoff2.jpg
Política

El comunicado oficial del equipo de Naidenoff tras la muerte de su mujer y su hijo

Los asesores del senador difundieron un comunicado en el que aún se desconocen las causas de la muerte
sampaoli21-1024x576 http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/sampaoli21-1024x576.jpg
Mundial Rusia 2018

Sampaoli patea el tablero: sacó a cuatro jugadores y cambió el esquema

Luego del empate ante Islandia, el DT da un giro de timón para el encuentro ante Croacia. Esta es la alineación que paró en el entrenamiento de hoy
diputado chileno http://www.nexofin.com/archivos/2018/06/diputado-chileno.jpg
Momentos incómodos

Un diputado cayó en el “audio de los gemidos” y pasó un incómodo momento en una importante reunión

Le ocurrió en plena comisión al diputado chileno Gustavo Boric, quien se excusó diciendo: "Son Whatsapp que me mandan"