Muerte del fiscal Nisman

Conmovedor relato de un quebrado Santiago Kovladoff sobre el entierro del fiscal Nisman

Ayer, el filósofo fue uno de los oradores en el cementerio judío La Tablada, donde enterraron los restos del fallecido fiscal Alberto Nisman. Esta mañana, el escritor se quebró en una entrevista radial en Radio Mitre

santiago-kovladoff

Discurso completo

En memoria de quien no nos olvidó:

De Amós a Ezequiel, de Isaías a Jeremías, la convocatoria profética en la tradición judía ha sido siempre un llamado a vivir en el marco de la ley. La ley, enseñan los profetas, exige combatir la corrupción, considerar al prójimo, concebir como propios los ideales de quienes aspiran a convivir con equidad y respeto recíproco. La ley, enseñan los profetas, exige enfrentarse al delito, apartarse del desenfreno que implica la riqueza malhabida. La ley, tal como la entendieron los profetas, concibe la política como indeclinable ejercicio de responsabilidad cívica y al poder como un atributo sujeto a la ley. La ley recuerda sin cesar, en boca de los profetas, que ella solo existe si no se convierte en un recurso a disposición de las ambiciones sin límite de quienes gobiernan.

Alberto Nisman supo ser fiel a esa tradición varias veces milenaria. Y, en esa medida, a las mejores expectativas de la sociedad argentina; una sociedad vapuleada por el encubrimiento y la distorsión de lo que debería saberse; encubrimiento y distorsión que no son otra cosa que un acto de traición a la ética. Porque la ética, entendida como voluntad civilizadora, no es sino la configuración social de la verdad.

LEA MÁS  Justicia garantista: alertan sobre las drogas en los reformatorios

Quien cumple con la ética, cumple con la ley. Y cumple mucho más con la ley si pone su empeño al servicio de la justicia. 

Así procedió Alberto Nisman. Se jugó la vida- y pagó con ella- para impedir, en la medida de sus fuerzas, que el crimen se llevara por delante, sin costo alguno, la verdad, la ética y la República.

Alberto Nisman murió en el intento de echar luz sobre la oscuridad. Su muerte atroz iluminó el espesor de esa oscuridad. Una oscuridad que cae sobre nosotros desde hace mucho.

Con su trágica desaparición, el atentado contra la AMIA, es decir contra la nación argentina en el cuerpo de esa institución judía, se cobró una víctima más. Hoy, sus familiares y nosotros nos unimos como deudos a todos aquellos que ya nos representaban y que pasaron a ser los semblantes del dolor y del reclamo de justicia, en nombre de los compatriotas asesinados el 18 de julio de 1994.

LEA MÁS  Nahir Galarza seguirá detenida: rechazaron nuevamente el pedido de prisión domiciliaria

Aquí están, ante nosotros, las hijas del fiscal que perdimos. Aquí están, junto a nosotros, estas niñas para las que no hay consuelo porque les han arrebatado a su padre de un balazo. Son huérfanas sembradas por la barbarie que hoy como ayer contamina a la Argentina con su aliento criminal y su pavorosa libertad de acción.

Que nadie intente brindarles el consuelo que no pueden encontrar. Tengamos la lucidez y la humildad de saber cuál es el límite de las palabras. Tengamos tan solo la hombría de bien necesaria para desearles de corazón que, cuando crezcan y sean adultas como nosotros no se vean obligadas a sumar, a la orfandad que ahora les imponen el terror y la impunidad del terror, la orfandad que en este momento nos abruma a nosotros como ciudadanos. Que no se vean ellas obligadas como nosotros a vivir en el desamparo que nos impone un estado enfermo de corrupción y cuyos promotores se ríen en la cara de los argentinos sedientos de verdad.

LEA MÁS  La madre de Nisman pidió que se investigue a CFK como parte de un “plan criminal”

Esos argentinos no solo son los familiares de tantos muertos. Somos todos nosotros, espectros y no más que espectros de lo que deberíamos ser. Porque donde la justicia no impera tampoco impera la vida en su significación espiritual más alta.

La República vuelve a estar de duelo con este asesinato. Somos millones los argentinos persuadidos de que la muerte de Alberto Nisman abre un interrogante estremecedor sobre el valor de nuestras propias vidas. Millones los argentinos convencidos de que Alberto Nisman sólo descansará en paz el día en que en nuestro país sea posible vivir en paz.

La justicia no podrá devolverle la vida al fiscal Alberto Nisman. Pero podrá devolvernos la dignidad a todos los argentinos si se atreve, como él se atrevió, a ir en busca de la verdad.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Grabois http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/grabois.jpg
Política

Grabois defendió su alianza con Moyano: “Francisco es un factor de reagrupamiento”

El dirigente social defendió su "alianza táctica" con el camionero, dijo que el gobierno "es insensible frente a los pobres" y justificó que el Papa no venga a la Argentina
Prat-Gay http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/prat-gay.jpg
Economía

Las advertencias de Prat-Gay sobre el rumbo de la política económica

El ex ministro de Hacienda de Mauricio Macri expuso en la cumbre radical. Defendió la gestión de Cambiemos, pero encendió alertas por la inflación, el déficit comercial y las obras públicas
Mapa2 http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/mapa2.jpg
Marcha de Moyano

Cómo serán los cortes en la Ciudad por la marcha de Moyano

Desde la Secretaría de Transporte detallaron el operativo de contención para poder transitar por Buenos Aires
Manzano http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/manzano.jpg
Negocios

Manzano cerca de hacer un negocio multimillonario con Metrogas

YPF inició formalmente el proceso de venta de su tenencia del 70% de las acciones de la distribuidora
Lanata http://www.nexofin.com/archivos/2018/02/lanata.jpg
Sociedad

La polémica opinión de Lanata sobre el aborto

El periodista se manifestó sobre el tema y aclaró: “nadie se muere alegremente y estamos hablando de decenas de miles de muertes por año a partir de este asunto”