Muerte del fiscal Nisman

Caso Nisman: ahora la caja fuerte también es una pieza de investigación

Los investigadores explicaron que en esta instancia del caso se debe comenzar a hacer preguntas incómodas sobre el fiscal fallecido y por eso vuelve a cobrar relevancia la caja fuerte, que tenía grandes cantidades de dinero

alberto-nisman-nota-a-dos-voces

“Nos odian cuando decimos que hay que investigar a la víctima para esclarecer un caso. Pero sólo analizando su vida y sus movimientos podemos saber qué paso”, dijo a La Nación uno de los investigadores del caso, y es la pura verdad.

En estas instancias de un caso tan complejo, y todavía con la duda sobre si fue el fiscal Alberto Nisman u otro quien disparó el arma, la caja de seguridad empotrada en el departamento del piso 13 de las torres Le Parc, de Puerto Madero comienza a tomar relevancia.

La caja en cuestión estaba cerrada cuando llegó la policía. Tenía un tambor con combinación de tres números que la madre del fiscal Alberto Nisman, Sara Garfunkel, conocía y la policía la abrió: aparecieron ante los investigadores fajos de dinero, en dólares y pesos, mucho dinero, documentos financieros y objetos de gran valor afectivo.

Cuando los policías abrieron la caja, con la madre del fiscal al lado, aún estaba en el baño el cuerpo de Nisman. Se grabó y filmó todo para alejar dudas y evitar que nada falte.

Los primeros informes de la autopsia determinaron que la pistola calibre 22 que mató al fiscal estaba a un centímetro de distancia de su cabeza o menos cuando se produjo el disparo. El pequeño proyectil de plomo sin orificio de salida rebotó en el interior del cráneo, produjo un gran daño a su paso y lo mató en el acto. La escasa distancia es compatible con un suicidio, pero también puede significar que la escena fue montada.

LEA MÁS  Desafío Carrió: el Gobierno la convenció y avanza sin cambios la reforma previsional

La distancia del disparo se comprobó por la presencia de lo que los forenses denominan “anillo de Fish”, compuesto de dos halos paralelos, quemadura y tatuaje. Estas evidencias son dejadas por los restos de pólvora sin deflagrar, la llama del disparo y el humo de la pólvora, que los forenses analizan para determinar a qué distancia se produjo el tiro.

No se detectaron partículas en la herida, lo que indica que se colocó algún elemento entre el arma y el cerebro para amortiguar el sonido del disparo, como una almohada.

El primer informe forense apunta seriamente a una suicidio, ya que no se detectó que el cadáver tuviera marcas de moretones o signos de lucha, eliminando la posibilidad de que hubiera terceros implicados en la mecánica de la muerte.

El cadáver de Nisman, cuando llegaron los expertos en criminalística al departamento, aún estaba en el baño en suite del dormitorio principal: el cuerpo estaba de costado, de cúbito ventral, con el rostro hacia arriba, apoyado sobre la puerta en el interior del baño, que estaba apenas entreabierta.

Había sangre en el rostro y en las manos del fiscal. La mancha de sangre, extendida debajo del cuerpo, llegaba hasta el borde del baño y un desnivel bajo la puerta evitó que se filtrara hacia el vestidor contiguo.

El arma estaba bajo el cuerpo de Nisman. Se encontraba debajo de su cabeza y junto al cuerpo estaba el casquillo calibre 22 de la pistola Bersa Thunder. Los peritajes comprobaron que es la misma arma que Diego Lagomarsino confesó haberle entregado a las 20 del día anterior.

LEA MÁS  Macri: "Hay grupos minoritarios que quieren instalar la agenda de la violencia"

Las balas calibre 22, en general, no tienen fulminante. Por eso cuando el punzón del percutor cae en la base del proyectil, por presión hace explotar la pólvora y dispara el plomo. Según explicó un experto a La NAción, aa carencia del fulminante es una de las razones por las cuales es posible que el disparo no haya dejados rastros de pólvora en la mano de Nisman.

El estudio de barrido electrónico (que a diferencia del Dermotest, un análisis químico que se hace con reactivos sobre una muestra tomada de la mano de la víctima) no da falsos positivos, y fue realizado por la policía bonaerense, porque el microscopio electrónico de la Gendarmería Nacional estaba descompuesto.

Este barrido electrónico puede dar positivo o negativo: positivo cuando encuentran partículas de antimonio, bario y plomo (componentes de la pólvora), y negativo si pasó demasiado tiempo o la mano está contaminada ademas con sangre, como ocurrió en este caso.

El camarógrafo policial que hizo la “fijación de la escena”, como se denomina a la sucesión de fotos y de video (filmación que se realiza cuando se llega al lugar por analizar), tuvo que empujar la puerta, apenas, para pasar el brazo con la cámara y tomar las imágenes. Él se quedó del lado de afuera. Un vez que tomó las imágenes los investigadores que estaban en el lugar observaron las fotografías.

LEA MÁS  Vacaciones de la crisis: Alicia Kirchner viajó a Europa

Una vez que se aseguró la escena. ingresó al baño la primera persona, para lo que se empujó un poco más la puerta. Los que ingresaron en la escena fueron los expertos en criminalística, el juez Manuel de Campos, que estaba en el lugar, antes de la llegada del secretario de Seguridad, Sergio Berni; la madre de Nisman y la fiscal Viviana Fein.

El médico de Swiss Medical que llegó a la escena sólo se acercó a la puerta. Lo había llamado la madre de Nisman cuando vio a su hijo desvanecido en un charco de sangre. Se negaba a pensar que estaba muerto. El doctor observó por la hendija de la puerta, desde afuera, sin entrar y confirmó que estaba sin vida, no firmó el certificado de defunción e informó a sus superiores para que llamaran al número de emergencias 911.

La sangre manchaba la mano derecha del fiscal y había salpicaduras en las paredes, que fueron fotografiadas. Una vez que se tomaron todas las imágenes ingresaron en el baño los investigadores, levantaron rastros biológicos, ADN y huellas.

En el momento, fueron secuestrados los tres teléfonos celulares del fiscal Nisman encontrados y las cuatro computadoras que se hallaban en el departamento. En el departamento no se descubrieron la pistola calibre 22 ni el revólver calibre 38 registrados a nombre del fiscal. El revólver fue trasnferido, pero la otra arma sigue sin aparecer.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

Héctor Timerman http://www.nexofin.com/archivos/2017/07/hctor-timerman.jpg
Acuerdo con Irán

Fiscal se opuso a excarcelación de Timerman: seguiría detenido en su domicilio

El juez Bonadio le otorgó el beneficio debido a que el ex canciller padece un problema de salud
velez1 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/velez1.jpg
Fuera de juego

Un club de Primera busca gerente general en Linkedin: ¿cumplís lo requisitos?

En el anuncio, el club afirma: "Apuntamos a un perfil con capacidad de análisis y mejora continua, con excelente manejo de las relaciones interpersonales, y trabajo en equipo"
Wu Yonging - acrobacia http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/wu-yonging-acrobacia.jpg
Mundo

Muerte en las alturas: un youtuber falló una acrobacia y cayó desde un rascacielos

Wu Yonging se había convertido en una estrella de las redes sociales, donde millones seguían sus peligrosas pruebas
la-boca-policia http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/la-boca-policia.jpg
Policiales

Liberaron al policía que mató al atacante del turista en La Boca

El policía estaba de civil cuando vio cómo dos hombres apuñalaban a un turista en La Boca y decidió perseguirlos y abrir fuego contra ellos
Ezeiza- Migraciones 1 http://www.nexofin.com/archivos/2017/12/ezeiza-migraciones-1.jpg
Sociedad

Muerte, horror y bronca en el Aeropuerto de Ezeiza

Un inspector de Migraciones se desplomó y sufrió un infarto cardíaco masivo en su lugar de trabajo cuando atendía a pasajeros de vuelos internacionales