Pobreza

Entre Ríos: Niños arriesgan la vida por un poco de comida

Ayer, un chico de 13 años se trepó en uno de los camiones que llegaba al volcadero municipal, un vertedero a cielo abierto, y quedó atrapado por la máquina compactadora

viernes 29 de agosto de 2014 - 7:24 am

En la capital de Entre Ríos, Paraná, hay niños que ponen en juego su vida a diario para tratar de conseguir un poco de comida que transportan los camiones de basura.
[pullquote position=”right”]Entre Ríos: Niños arriesgan la vida por un poco de comida[/pullquote]

Ayer trascendió que un niño de 13 años se trepó en uno de los camiones que llegaba al volcadero municipal, un vertedero a cielo abierto, y quedó atrapado por la máquina compactadora, que fue accionada accidentalmente por su propio hermano quien también se había subido al camión recolector.

LEA MÁS  Le pidió los apuntes a un compañero de la UBA y el mensaje que encontró se volvió viral

Después de más de dos horas de intensos esfuerzos para salvarlo, el niño fue rescatado y pudo ser trasladado al hospital San Roque, donde se confirmó que presentaba aplastamiento en sus miembros inferiores y fractura de tibia y peroné. Quedó internado en observación.

El hecho expone una situación que los choferes de los camiones denuncian como habitual: “Los chicos siempre se tiran sobre el camión o se cuelgan en la calle. Los playeros les dicen que no lo hagan pero se escapan, tratan que no se cuelguen, pero son muchos y hay veces que no sabés cómo frenarlos”.

LEA MÁS  Encontraron hundido el pesquero Rigel, que había desaparecido en Chubut

La meta de semejante riesgo es asegurar un sustento básico: conseguir algo de comida. “Los chicos se escapan de las casas para venir al Volcadero. Buscan comida y sacan juguetes cuando traen cosas del Mac Donald’s. Ellos no hacen nada, no van a la escuela, y el único lugar que tienen es esto”, le contó uno de los chóferes a Urgente24.com.

Sin dudas, el sueño del gobernador de la provincia, Sergio Urribarri, de llegar a la Casa Rosada en 2015, dista muchísimo de los sueños de todos esos niñoss que día a día se juegan la vida por un poco de comida de la basura.

COMENTARIOS