Historia

Los secretos revelados de la criada de Adolf Hitler

Elisabeth Kalhammer sirvió al dictador durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que conocía las manías dietéticas del Führer y sus duras reglas domésticas. "Le encantaban los dulces", afirmó

lunes 25 de agosto de 2014 - 11:50 am

Elisabeth Kalhammer es la persona que más sabe de las intimidades de la vida de Adolf Hitler, sin duda uno de los dictadores más terribles de la historia de la humanidad. Es que esta mujer de origen austriaco fue la criada del Führer mientras éste se encontraba en el poder, por lo cual conoce muchos llamativos detalles de su vida privada. [pullquote position=”right”]Los increíbles detalles de la vida privada Hitler, contados por su criada[/pullquote]

Por ejemplo, según contó Hitler, siempre quería tener a mano su torta favorita por la noche, realizada con manzanas, pasas y nueces. “Le encantaban los dulces”, relató Kalhammer, encargada de que nunca faltara el “führer cake” al acabar el día.

LEA MÁS  ¿Por qué 60 hombres transportan un Mercedes de Hitler en Nepal?

“Hitler seguía una estricta dieta para la que tenía a su propia cocinera y sólo bebía agua caliente. Pero bien entrada la noche, Hitler se escapaba hasta la cocina donde no podíamos dejar sin preparar uno de los esos ’pasteles del führer’: un pastel de varias capas de manzana con nueces y pasas”, contó.

Kalhammer indicó que cuando llegó a su nuevo trabajo, en Berghof, “la casa estaba llena de invitados y el Führer estaba allí”. Con seriedad, le advirtieron sobre la necesidad de mantener la confidencialidad de todo lo que oyese. “Lo que se hable en la casa, no puede salir de ella. Si no se cumple será castigada con la prohibición de salir de casa”, fue lo que le dijeron.

LEA MÁS  Una mujer de 41 años murió tras una liposucción en una clínica privada de Santa Rosa

“Podía pensar, pero no hablar”, contó la ex criada, según relató en una entrevista televisada. La mujer logró el trabajo contestando a un anuncio de un periódico en 1943.

Luego del atentado a Hitler del 14 de julio de 1944, las medidas de Berghof se extremaron. “Para llegar a su bunker había que bajar 95 escalones”, indicó.

Ante el avance de los aliados, Hitler intentó que los trabajadores de su búnker no huyeran. “Para que no saliéramos nos contaban que los negros venían a cortarnos el pelo y a violarnos”. Sin embargo, ella desobedeció la orden y escapó a la casa de su madre.

LEA MÁS  Desde ahora estará permitido sacar fotos y comparar precios en supermercados
COMENTARIOS