Sociedad General

La insólita justificación de un joven que llegó tarde al trabajo

Un repartidor de pizza dijo haber visto un asesinato para que su jefe no lo despidiera, sin embargo la mentira le terminó jugando una mala pasada y ahora está preso

viernes 22 de agosto de 2014 - 2:47 pm

Mason Requa, un joven repartidor de pizza de la localidad de Clarckson, en Nueva York, podría ir preso por llamar al 911 asegurando ser testigo de un asesinato. El muchacho de 18 años finalmente se confesó y dijo que mintió para evitar que su jefe lo despidiera por llegar tarde al trabajo. [pullquote]La insólita justificación de un joven que llegó tarde al trabajo[/pullquote]

LEA MÁS  Imperdible: la genial versión feminista del "Arroz con leche" que revoluciona las redes

Según Democrat & Chronicle, el joven se comunicó con la policía de Clarckson para informar que había sido testigo del asesinato de un hombre que habría sido decapitado de un machetazo.

Luego de esta llamada, la policía inició una investigación para dar con el asesino y con las víctimas que no habían sido encontradas, hasta que finalmente el joven se confesó ante los oficiales y admitió que había mentido para justificar una llegada tarde al trabajo.

LEA MÁS  Violencia narco en Rosario: matan a nena de 5 años para usar su casa como búnker

Finalmente el repartidor de pizza fue arrestado por falso testimonio y enviado a la cárcel bajo una fianza que se acerca a los 2.500 dólares.

El futuro de Requa será definido el próximo 26 de agosto en el juzgado de Hamlin.

 

COMENTARIOS