Causa ex Ciccone

Para proteger a Boudou, alteran datos oficiales de The Old Fund

Luego de que estallara el caso, en febrero de 2012, fue robado de la Inspección General de Justicia el legajo original del misterioso fondo. Un mes más tarde, los documentos y registros que se presentaron ante el juez tenían por muchos indicios de falsedad

lunes 18 de agosto de 2014 - 9:56 am

El vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, hoy se encuentra procesado en la causa de la ex Ciccone, donde se sospecha que un testaferro suyo adquirió la imprenta de billetes.[pullquote position=”right”] Para proteger a Boudou, alteran datos oficiales de The Old Fund [/pullquote]

Ahora bien, si vamos un poco hacia el pasado, nos acordaremos que luego de que estallara el caso, en febrero de 2012, fue robado de la Inspección General de Justicia (IGJ, dependiente del Ministerio de Justicia) el legajo original de The Old Fund.

LEA MÁS  Canadá será el primer país del G7 en legalizar la marihuana para uso recreativo

Como es sabido, este misterioso fondo que se quedó con la imprenta era liderado por Alejandro Vandenbroele, presunto testaferro de Boudou.

Un mes más tarde, el organismo hizo efectiva su “reconstrucción”. Sin embargo, los documentos y registros que se usaron para hacerlo tienen por muchos indicios de falsedad. Así lo indicó el diario La Nación en una nota de Hugo Alconada Mon, luego de cotejar copias de libros societarios.

LEA MÁS  La informalidad a la orden del día: AFIP detectó un 40% de empleo en negro en countries y edificios de lujo

Para empezar, las inconsistencias más evidentes son las fechas. Es que Vandenbroele, único rostro visible de The Old Fund, se presentó ante una escribana para certificar una asamblea de ese fondo sólo el 28 de febrero de 2012, tres semanas después de que estallara el escándalo. Esa asamblea, en teoría, había ocurrido dos años y medio antes.

A su vez, el registro de esta asamblea muestra sus propias irregularidades, ya que la fecha en que se celebró aparece tachada en el libro y sobrescrita en “abril” de ese año.

LEA MÁS  En pleno paro, el Gobierno reconoció que los salarios quedaron desactualizados

Finalmente, las sospechas sobre la autenticidad de los documentos se acrecienta ya que Vandenbroele sólo los entregó a la Justicia en junio de 2012. Según informó el nombrado diario, las anotaciones en dos de esos libros las volcó una imprenta de la calle Reconquista al 500 de Buenos Aires, mientras que la que hasta ese entonces se había utilizado estaba sobre Uruguay al 400.

COMENTARIOS