Telefonía Celular

Por “publicidad engañosa”, empresa de telefonía deberá regalarle un auto de lujo a un cliente

El juez en lo Civil y Comercial Hernán Carrillo dispuso la condena contra la empresa AMX Argentina, operadora de Claro, a raíz de un concurso de preguntas y respuestas a través de mensajes de texto

martes 12 de agosto de 2014 - 11:35 am

La justicia de Rosario condenó a una empresa de telefonía celular por incumplimiento contractual y le ordenó entregar un automóvil de alta gama cero kilómetro a un cliente que había ganado un concurso organizado por la compañía, informaron hoy fuentes judiciales.[pullquote position=”right”]Empresa de telefonía celular deberá entregar auto de alta gama a un cliente que denunció publicidad engañosa[/pullquote]

El juez en lo Civil y Comercial Hernán Carrillo dispuso la condena contra la empresa AMX Argentina, operadora de Claro, a raíz de un concurso de preguntas y respuestas a través de mensajes de texto.

LEA MÁS  Aerolíneas Argentina y LATAM cancelan todos sus vuelos del lunes por el paro

El juicio lo había iniciado un usuario que había logrado el máximo de puntos en el concurso pero, al reclamar la entrega del premio, que era un Mini Cooper cero kilómetro, la empresa le comunicó que, en realidad, lo que había ganado era el derecho a participar en el sorteo de un vehículo de ese tipo a través de la Lotería Nacional.

LEA MÁS  Por qué es peligroso usar cables baratos para tu celular

Carrillo consideró que la empresa “en ningún momento del intercambio de mensajes hace referencia alguna a la existencia de bases de un concurso y la conveniencia de que el usuario procediera a consultarlas, lo que denota la existencia de publicidad engañosa”.

Además, el magistrado advirtió que “el caso constituye un mecanismo de publicidad tendiente a engrosar las facturas de los clientes, al determinarse que el demandante había quintuplicado el monto de las facturas de consumo del servicio para participar en el juego”.

LEA MÁS  Cómo cargar tu celular rápido y sin romper la batería

Antes del inicio del pleito judicial, las partes habían sido citadas por la Oficina de Defensa del Consumidor, pero no pudieron lograr un acuerdo y tampoco en las instancias de la mediación.

Entonces, el usuario, al considerar que había sido víctima de un engaño, decidió presentar una demanda judicial.

COMENTARIOS