Boudou ante la Justicia

Boudou procesado: Los 10 datos falsos en la compra del auto de Boudou

La Justicia detectó una decena de irregularidades en los documentos y en el registro del Honda CRX

sábado 9 de agosto de 2014 - 8:44 am

Firma falsa

La firma de Amado Boudou en el formulario 08 de transferencia del vehículo de su dueño original al vicepresidente es falsa.

Apoderado desconocido

El apoderado del vendedor fue desconocido por su heredero y el número del DNI que figura en los papeles es de otra persona.

Certificación falsa

La firma de la escribana que certificó la firma de Boudou en el 08 era falsa y la foja usada no tiene las marcas de agua que utilizan los escribanos.

LEA MÁS  Nahir Galarza fue condenada a prisión perpetua por matar a Fernando Pastorizzo

Subvaluado

El precio de venta del auto consignado en el formulario 08 de transferencia fue de 4000 pesos cuando el valor de mercado del vehículo en 1993 era de 16.000 pesos.

Domicilio inexistente

El domicilio en el que se anotó el auto en Capital Federal era inexistente. Se lo colocó en una fotocopia la tercera hoja del DNI de Boudou.

Otra firma falsa

La firma de la titular del Registro Automotor en la fotocopia del DNI, como certificación de que se correspondía con el DNI original, era falsa.

LEA MÁS  Nahir Galarza: "Fernando nunca fue mi novio, nos veíamos de madrugada para tener relaciones"

Formulario “trucho”

El formulario 04 para cambiar la radicación del vehículo de provincia a capital, contenía un domicilio inexistente.

Verificación falsa

La firma del policía que realizó la verificación del auto en la provincia de Buenos Aires era falsa, al igual que el sello medalla que la acompaña.

Motor “trucho”

El número de motor de la cédula verde no es el del auto. Lo fundió y lo cambió, pero no lo registró. Dijo Boudou que fue en 1995. La compra del nuevo motor se inició en 1994.

LEA MÁS  Cuál será la estrategia de la defensa de Pity Álvarez

Problemas de divorcio

Boudou afirmó en su juicio de divorcio que compró el auto en 1992, antes de su boda, pero el auto se importó y vendió a su primer dueño, ya fallecido en ese año.

 

Fuente: La Nación

COMENTARIOS