Judiciales

Facundo Caimo fue condenado a 15 años de prisión por el crimen en el Bajo Flores

Hoy se supo la condena. Caimo fue detenido por la policía gracias a Nélido Sérpica, madre de la victima, que hizo de "detective" para encontrar al asesino. Te contamos la increíble historia de la mujer

jueves 7 de agosto de 2014 - 3:03 pm

Facundo Caimo fue condenado esta tarde a 15 años de prisión por el asesinato de Octavio Gómez, ocurrido en 2005 en el barrio porteño de Bajo Flores. La pena coincide con lo que había pedido la fiscalía en el juicio. El hombre cayó preso gracias a que la madre de la víctima se hizo “detective” para lograr su detención.  tarde por parte del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N° 1. [pullquote position=”right”]Caimo fue condenado a 15 años de prisión por el crimen en el Bajo Flores[/pullquote]

La historia de Nélida Sérpico, la madre de Octavio Gómez, es realmente increíble. Durante 8 años se mimetizó entre vecinos y pasillos del barrio Rivadavia I en la zona porteña del Bajo Flores para encontrar a Calmo, recordó hoy que cambió su “aspecto” y “forma de ser” para infiltrarse en la zona. La mujer, de 57 años, llegó a fracturarse un diente y cambiaba su ropa para no ser reconocida por los amigos del acusado.

LEA MÁS  Mostró el resultado de la anorexia en su cuerpo y su foto de volvió viral

“Iba al Bajo Flores, al barrio Rivadavia. Me paraba, buscaba, me cambié el pelo, mi aspecto, mi forma de ser, caminaba de noche”, detalló Sérpico.

En su relato agregó: “Salía de trabajar y me internaba ahí, en Rivadavia I, siempre llevaba ropa para parecerme como ellos y hacerme la forma de ellos”.

Gómez, de 16 años, fue asesinado de un balazo de una pistola calibre 9 milímetros el 22 de diciembre de 2005 y Caimo, que pertenecía a la denominada banda delictual ‘Los Quebrados’ estuvo prófugo por este crimen.

LEA MÁS  Escalofriante: el mensaje en Facebook que recibió el fiscal que pidió perpetua para Nahir

“Yo miraba siempre, una noche parada los ví, estaban todas las motos (por la banda Los Quebrados). No sé si me vieron o eran porque le pedía a mi hijo y a Dios que me protegieran, que no me viera nadie. Nadie, pero nadie me vio”, manifestó la mujer en diálogo con el canal Todo Noticias (TN).

Sérpico explicó que tomó la decisión de tomar la acción de “detective” porque “no” tenía “respuestas de ningún lado” por parte de la Justicia y la Policía.

LEA MÁS  Desde ahora estará permitido sacar fotos y comparar precios en supermercados

La madre de Gómez admitió que hasta les dio las correspondientes “indicaciones” a la Gendarmería Nacional de la manera de moverse por “los pasillos” del barrio Rivadavia I a fin de poder arrestar a Calmo.

El 5 de abril pasado estuvo por la villa 1-11-14 y el barrio Rivadavia, y al mediodía cuando creyó ver a Caimo en el mismo pasillo donde mataron a su hijo.

Fui ahí cuando tomó la decisión de avisar a las autoridades, que luego procedieron a la detención de Calmo.

La fiscal Mónica Cuñarro solicitó una pena de prisión de 15 años contra Caimo.

COMENTARIOS