Famosos Enamorados

Evelyn Von Brocke presentó a su nuevo novio: “Robert es re macho, muy hombre”

La periodista y panelista de "Bendita" oficializó su romance con Robert Livingston, un empresario estadounidense con el cual entabló una relación de pareja hace dos meses

miércoles 6 de agosto de 2014 - 11:45 pm

Después de su ruptura con Fabián Doman, tras 20 años de matrimonio, Evelyn Von Brocke se encuentra en un buen momento personal. Con una vida rehecha, la periodista y panelista de “Bendita” ya dejó en el pasado a su ex marido Fabián Domán, e incluso presentó en sociedad a su pareja. Se llama Robert Livingston y es un empresario nacido en Estados Unidos. Lo conoció en marzo y hace dos meses están juntos.

“Mi primera vez con él me costó un horror”, reveló la periodista. Y agregó: “Volverte a desnudar después de tanto tiempo es tremendo. Para llegar a esa instancia tenés que sentir confianza y lo lindo de esta relación es que arrancó como una gran amistad. Eso nos ayudó a cruzar ciertas barreras. Robert es re macho, muy hombre. Tiene mucha fuerza y eso me seduce”, aseguró Von Brocke. [pullquote position=”right”]Evelyn Von Brocke presentó a su nuevo novio: “Robert es re macho, muy hombre”[/pullquote]

Se conocieron un 23 de marzo, día en que hubiera cumplido 20 años de casada con Doman, su ex marido. La panelistas estaba muy deprimida. Sus amigas le insistieron para ir a una fiesta. Y ahí, entre un grupo de hombres que recorren el mundo en moto, encontró el amor: “Con Robert recuperé esa cosa áspera y atractiva de la aventura. Y a la noche me gusta maquillarme, ponerme linda para él”, aseguró.

Von Brocke confesó que en este tiempo salió con otros hombres, pero que “con ninguno sintió lo que siente por Robert”. También resaltó: “Siento que me cambió la vida totalmente. Me costó mucho animarme porque al ser conocida, todo el tiempo tenía un fotógrafo persiguiéndome”.

Y contó dónde se da ese giro en su rutina: “Con Robert no sabés a dónde vas a terminar mañana. Me vive sorprendiendo. Hoy solo busco paz y tranquilidad. No quiero nadie que se enoje. Y por suerte Robert vive de buen humor”.

COMENTARIOS