Millonarios

El increíble importe que paga Cristiano Ronaldo por el seguro de sus lujosos autos

El delantero del Real Madrid es un fanático de los autos y cuenta con una colección valuada en unos 4 millones de dólares lo que le genera un enorme gasto en seguros.

miércoles 6 de agosto de 2014 - 2:42 pm

El futbolista portugués Cristiano Ronaldo, además de ser un fanático del fútbol y del fitness, es un amante de los autos y sobre todo de los que son de alta gama. Los coches del crack lusitano están valuados en unos 4 millones de dólares, lo que le genera un gasto extraordinario en seguros. [pullquote position=”right”]El increíble importe que paga Cristiano Ronaldo por el seguro de sus lujosos autos[/pullquote]

LEA MÁS  Retrató durante cinco mundiales cómo se vive el fanatismo

Según periódicos españoles, el futbolista gasta alrededor 1.4 millones de dólares por año en los seguros de sus lujosos autos.

Esta es una cifra que sorprende a muchos, pero no a Ronaldo, quien tiene un sueldo estimado en 62 mil dólares por día y es dueño del contrato más caro de la historia del fútbol.

En el garage del goleador histórico de la Champions League se pueden encontrar autos como un Bugatti Veyron valuado en un poco más de un millón y medio de dólares. También es poseedor de un Lamborghini Aventador que con un precio de 400 mil dólares parece ser insignificante.

LEA MÁS  Según la ciencia, el fútbol nos hace más infelices

El resto de la colección esta integrada por un veloz McLaren MP4-12C Spider , uno de los últimos autos que adquirió; un Maserati Gran Cabrio ; un Aston Martin DB9 ; Bentley Continental GTC Speed , una Ferrari 599 GTO y un Rolls Royce Phantom Drophead Coupé. Además, su parque automotriz también cuenta con varios Mercedes, BMW, tres Audi, una Range Rover y dos Porsche, Panamera y Cayenne Turbo, entre otros.

LEA MÁS  Según la ciencia, el fútbol nos hace más infelices

No es casual el fanatismo de Cristiano por los autos, ya que desde pequeño, mientras barría la vereda de su humilde casa de Madeira, anhelaba tener el carro amarillo que conducía uno de sus vecinos.

COMENTARIOS