Cotización del Dólar

¿El dólar blue en $ 17?

En Wall Street, los inversores anticipan una caída del 10% en el valor del peso tras el 'default selectivo' inducido por el fallo de Griesa la semana pasada

martes 5 de agosto de 2014 - 10:45 am

Las primeras consecuencias que el mercado había pronosticado para un escenario de default, ya se perciben: mayores expectativas de devaluación, que obligarían al Central a acelerar el ritmo del dólar; el encarecimiento del crédito externo, o la simple falta de acceso que ya sufren los bancos y las empresas y el endurecimiento del cepo cambiario.

En los últimos días se registró un récord en la compra de divisas para ahorro: el viernes, la demanda fue de US$28 millones y ayer, de US$31 millones. El tipo de cambio oficial mostró en estos cinco días su mayor ajuste desde febrero. Y ayer, el Central se vio forzado a vender dólares propios.

Para el economista Tomás Bulat, no es descabellado pensar en un dólar blue a $17 para los próximos meses, dado que esa sería la cifra resultante del “cálculo de convertibilidad”. Es decir, de la división entre base monetaria y reservas.

LEA MÁS  El Merval se cayó a pedazos y el riesgo país tocó su máximo en la era Macri

Bulat está entre quienes creen que, a la hora de hacer la estimación, no solamente se deben tomar en cuenta los pesos que circulan en la economía sino también las letras emitidas por Juan Carlos Fábrega, que deben contabilizarse como pasivos del Central.

“Lo que se llama el déficit cuasi fiscal, a través de las Lebacs, pasó de $93.000 millones a $183.000 millones. Si se suma esto a los otros pasivos del Central, entonces el precio del dólar da $19, lo cual marca una tendencia clara de hacia dónde irá el blue”, argumenta Bulat.

Y cree que, ante esa presión del mercado, resultará inevitable también una corrección del tipo de cambio oficial.

LEA MÁS  El dólar se disparó 70 centavos y ya es la moneda "emergente" más devaluada del año

Diego Giacomini, de la consultora Economía & Regiones, cree que las expectativas jugarán un rol importante en las próximas semanas: “En la medida en que el mercado perciba que el default vino para quedarse, van a crecer las posibilidades de devaluación”.

Agrega que una consecuencia esperable de esta situación es un mayor control sobre las importaciones, candidatas a variable de ajuste en esta nueva etapa.

“Esto va a implicar menor consumo, menos inversión y una caída en el nivel de actividad”, argumenta, en caso de que no se resuelva el problema con los buitres.

Y defiende la idea de que si el Gobierno pretende contrarrestar el estancamiento de la economía mediante una mayor emisión monetaria y más gasto público, los problemas podrían agudizarse aun más.

LEA MÁS  Polémica: el Gobierno analiza poner un impuesto a los viajes al exterior

Su estimación para este año es -de mantenerse el actual de conflicto con holdout- el de una recesión en torno del 3%, con una inflación del 40% y un dólar paralelo que, hacia fin de año, se ubicará en $16.

Por su parte, Fausto Spotorno, economista jefe del Estudio Ferreres, advierte un escenario problemático: mientras la oferta de dólares se mantendrá invariable, la demanda tenderá a crecer. “Una mayor desconfianza lleva a que el público demande más billetes verdes”, observa.

Su perspectiva, coincidente con la mayoría del mercado, es que el dólar oficial pueda estar en $10 sobre fin de año. Resta verse si ello ocurrirá en un deslizamiento suave o mediante saltos bruscos.

COMENTARIOS