Deportes

Violenta reacción de Sergio Ramos con una periodista

Todo comenzó cuando la reportera le sacó unas fotografías a la salida de un restaurante, al que había ido a comer con su novia y su madre

lunes 4 de agosto de 2014 - 10:24 am

Sergio Ramos, jugador del Real Madrid, intentó darle un manotazo a una periodista que le quiso sacar una foto. Al mismo tiempo, tanto el futbolista español como su novia, la también periodista Pilar Rubio, comenzaron a insultarla con palabras como “gorda” o “mongola”.[pullquote position=”right”]Violenta reacción de Sergio Ramos con una periodista[/pullquote]

La pareja, según informó Vanitatis, estaba de vacaciones y había salido a cenar junto a la madre del jugador. Cuando salieron del restaurante, alrededor de las 2 de la mañana, una reportera que los esperaba afuera comenzó a fotografiarlos, pero esto no le gustó nada a Ramos, quien le pidió que le mostrara las fotos. La conversación empezó a ponerse tensa y se cruzaron varios insultos.

LEA MÁS  Retrató durante cinco mundiales cómo se vive el fanatismo

“Es que eres mongola. Es que eres tonta. Vienes aquí a provocar”, decía Paqui, madre del futbolista, mientras que él se acerca de forma violenta hacia la periodista, que al parecer no tenía intención de borrar el material obtenido.

“¡No me vayas a tocar!”, avisaba la periodista. “A lo mejor el manotazo te lo doy yo, que yo sí que te lo puedo dar”, contestaba la pareja de Ramos, Pilar Rubio.

LEA MÁS  Según la ciencia, el fútbol nos hace más infelices

“Pero que a mí no me va a dar el día de vacaciones la gorda esta porque no me sale de donde no me tiene que salir. Es la típica ‘zumbá’ que no está buena de cabeza y viene a complicar la vida”, concluía el futbolista de la selección española.

El diario La República afirmó que fue el deportista, no la reportera como se decía inicialmente, el que llamó a la Guardia Civil. Finalmente la disputa no pasó a mayores, pero la novela copa los medios televisivos españoles, con diferentes versiones y testimonios.

LEA MÁS  Retrató durante cinco mundiales cómo se vive el fanatismo

COMENTARIOS