Jorge Oviedo

Las expectativas de la población mostraron una muy leve mejora

A pesar de las subas de precios, la escasez de los productos con valores congelados y la tragedia ferroviaria de Castelar, las expectativas de los argentinos en materia económica repuntaron en junio último, según un relevamiento de la Universidad Católica Argentina y TNS-Gallup, que abarca a 1022 entrevistados . Se trata de una medición que ha mostrado gran correlación con los resultados electorales. El récord de optimismo coincidió con la reelección de Cristina Kirchner, y el momento de mayor pesimismo coincidió con la derrota electoral del kirchnerismo en 2009. Pero en esta oportunidad la vinculación no parece tan clara, ya que según las últimas encuestas, Sergio Massa aventaja claramente al candidato oficialista en la provincia de Buenos Aires. La encuesta también muestra que dos de cada tres argentinos consideran que en los últimos doce meses los precios “aumentaron mucho”. El Indicador General de Expectativas Económicas (IGEE), que relevan las mencionadas entidades, repuntó un 4% en junio respecto de mayo, aunque se mantuvo 7,7% por debajo del nivel de un año atrás. Desde que Cristina Kirchner fue reelegida, medidas como el cepo cambiario y a las importaciones, la quita de subsidios a los servicios públicos, los impuestos a los viajes al exterior y el aumento de la inflación, hicieron caer el humor sobre la economía, según se reflejó en 12 de las 20 mediciones mensuales posteriores. El índice quedó en junio un 19,5% por debajo del nivel de octubre de 2011, pero 30,3% por encima del pico de pesimismo de abril de 2009. La mejora mensual se dio en los tres componentes del indicador: se evalúa la percepción sobre la situación actual, sobre la situación futura y la oportunidad para adquirir electrodomésticos. Este último subíndice fue el que más mejoró y es probable que haya influido el “efecto aguinaldo”. En algunos casos, por el cierre tardío de paritarias, se sumó también el cobro de montos retroactivos. El 19% cree que la situación económica actual es muy buena o bastante buena; es la mitad de los que así pensaban en octubre de 2011. Los que creen que es mala sumaron el 43% en junio, contra sólo el 17% que así pensaba cuando la Presidenta fue reelegida. El porcentaje de quienes creen que los precios subieron mucho en los últimos doce meses ronda el 66% desde junio de 2011. El peor registro es de abril de 2008 (llegó al 87 por ciento). Sólo el 8% de los encuestados cree hoy que los precios se mantienen igual. Respecto de la situación de empleo aparecen opiniones divididas. Subió del 15 al 18% el índice de los que creen que hay muchos puestos disponibles, pero también aumentó del 47 al 49% el de los que afirman que hay pocos o muy pocos. El pesimismo es mayor en los sectores socioeconómicos altos y en la Capital Federal. Casi dos de cada tres (64%) piensan que su ingreso familiar no sufrirá modificaciones en los próximos seis meses. Sólo el 14% espera mejoras. Sobre el momento para comprar electrodomésticos, un 22% cree que es oportuno, el 36% cree que no es ni bueno ni malo y otro 36%, que es mal o muy mal momento para tales gastos. En octubre de 2011 el 30% esperaba que sus ingresos familiares subirían y el 35%, que era una gran ocasión para equiparse de electrodomésticos. Si hubo un “voto plasma”, parece por ahora lejos de repetirse.

jorge-oviedo

A pesar de las subas de precios, la escasez de los productos con valores congelados y la tragedia ferroviaria de Castelar, las expectativas de los argentinos en materia económica repuntaron en junio último, según un relevamiento de la Universidad Católica Argentina y TNS-Gallup, que abarca a 1022 entrevistados .

Se trata de una medición que ha mostrado gran correlación con los resultados electorales. El récord de optimismo coincidió con la reelección de Cristina Kirchner, y el momento de mayor pesimismo coincidió con la derrota electoral del kirchnerismo en 2009. Pero en esta oportunidad la vinculación no parece tan clara, ya que según las últimas encuestas, Sergio Massa aventaja claramente al candidato oficialista en la provincia de Buenos Aires.

La encuesta también muestra que dos de cada tres argentinos consideran que en los últimos doce meses los precios “aumentaron mucho”.

El Indicador General de Expectativas Económicas (IGEE), que relevan las mencionadas entidades, repuntó un 4% en junio respecto de mayo, aunque se mantuvo 7,7% por debajo del nivel de un año atrás. Desde que Cristina Kirchner fue reelegida, medidas como el cepo cambiario y a las importaciones, la quita de subsidios a los servicios públicos, los impuestos a los viajes al exterior y el aumento de la inflación, hicieron caer el humor sobre la economía, según se reflejó en 12 de las 20 mediciones mensuales posteriores. El índice quedó en junio un 19,5% por debajo del nivel de octubre de 2011, pero 30,3% por encima del pico de pesimismo de abril de 2009.

La mejora mensual se dio en los tres componentes del indicador: se evalúa la percepción sobre la situación actual, sobre la situación futura y la oportunidad para adquirir electrodomésticos. Este último subíndice fue el que más mejoró y es probable que haya influido el “efecto aguinaldo”. En algunos casos, por el cierre tardío de paritarias, se sumó también el cobro de montos retroactivos.

El 19% cree que la situación económica actual es muy buena o bastante buena; es la mitad de los que así pensaban en octubre de 2011. Los que creen que es mala sumaron el 43% en junio, contra sólo el 17% que así pensaba cuando la Presidenta fue reelegida.

El porcentaje de quienes creen que los precios subieron mucho en los últimos doce meses ronda el 66% desde junio de 2011. El peor registro es de abril de 2008 (llegó al 87 por ciento). Sólo el 8% de los encuestados cree hoy que los precios se mantienen igual.

Respecto de la situación de empleo aparecen opiniones divididas. Subió del 15 al 18% el índice de los que creen que hay muchos puestos disponibles, pero también aumentó del 47 al 49% el de los que afirman que hay pocos o muy pocos. El pesimismo es mayor en los sectores socioeconómicos altos y en la Capital Federal.

Casi dos de cada tres (64%) piensan que su ingreso familiar no sufrirá modificaciones en los próximos seis meses. Sólo el 14% espera mejoras.

Sobre el momento para comprar electrodomésticos, un 22% cree que es oportuno, el 36% cree que no es ni bueno ni malo y otro 36%, que es mal o muy mal momento para tales gastos. En octubre de 2011 el 30% esperaba que sus ingresos familiares subirían y el 35%, que era una gran ocasión para equiparse de electrodomésticos. Si hubo un “voto plasma”, parece por ahora lejos de repetirse.

REALICE UN COMENTARIO

COMPARTIR

NOTICIAS RECOMENDADAS

ULTIMAS NOTICIAS

test alcoholemia http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/test-alcoholemia.jpg
Mundo Insólito

Estaba tan borracho que se desmayó, pero no le quitaron la licencia porque “técnicamente” no se negó a cooperar

El hombre podrá seguir manejando, por lo menos hasta que el fiscal apele la decisión del juez
foto http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/foto-1.jpg
Fotografía

Tres tips para que vos también experimentes con la fotografía en movimiento

Todos queremos lograr las fotos artísticas que vemos en las redes: acá te contamos cómo
quevedo http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/quevedo.jpg
Romances de los Famosos

¡Se ha formado una pareja! La protagonista de “El Maestro”, muy cerca del “Cadete” de Roberto Navarro

Sus posteos en las redes sociales los delataron: ¿hay amor?
casi-angeles-1024x575 http://www.nexofin.com/archivos/2017/11/casi-angeles-1024x575.jpg
Reencuentro

Siete años después: el emotivo reencuentro de Cris Morena con sus Casi Ángeles

La productora de la exitosa ficción juvenil que terminó en noviembre de 2010 publicó una foto del emotivo momento que vivió con algunos de los protagonistas de la tira
Routers inalámbricos, una solución más. http://www.nexofin.com/archivos/2017/05/routers-inalmbricos.jpg
Tecnología

Cómo elegir tu router: siete características para una mejor conexión

Hay ciertas prestaciones que no son realmente importantes para tener una buena señal, pero otras que sí marcarán la diferencia